Archivo por meses: mayo 2018

 El PSOE denuncia el destrozo de las calles del polígono La Torre

Un fresado para pintar pasos de cebra y flechas de señalización deja deshecho el asfalto de varias calles

García Copete explica que pedirán explicaciones al concejal de Obras en la próxima comisión

 

El Grupo Socialista en el Ayuntamiento de León reclamará explicaciones al Equipo de Gobierno por el fresado de varias calles del polígono de La Torre para pintarlas, unas tareas que han destrozado el asfaltado de pasos de cebra y carriles. Tras este fresado no se han asfaltado las calles y  se han pintado de nuevo los pasos de cebra pero con un tratamiento que hace que, un día más tarde, la pintura ya se levante y aparezcan los primeros desconchones.

El concejal Luis Miguel García Copete indica que el resultado final de los trabajos es peor al estado inicial de los pasos de cebra. “No solo la pintura no queda adherida al asfalto sino que éste presenta surcos en todo el trazado de más un centímetro de profundidad que hace presagiar que se levantará en solo unos días”, explica el edil socialista. Por ello, se demandará en la Comisión de Urbanismo que se explique exactamente qué trabajos se han hecho, qué coste han tenido y si se han supervisado desde la concejalía de Obras para comprobar el resultado final.

Los vecinos –apunta el concejal del PSOE- nos han hecho llegar sus quejas porque el resultado final es inaceptable y deja el asfalto de una decena de calles y de varias rotondas destrozado. El fresado en el asfalto se ha llevado a cabo en los pasos de cebra y en el área de las flechas de señalización horizontal, con lo que área surcada es importante en todo el barrio. Posteriormente se ha pintado de nuevo esta señalización vertical pero o bien no se ha utilizado la pintura correcta o la cantidad adecuada porque solo un día después de aplicar la pintura, los desconchones eran evidentes cuando ni siquiera se han efectuado los trabajos de pintura en todas las calles.

 El asfalto presenta importantes surcos

El PSOE habilita un aula de estudio abierta para los estudiantes leoneses

El PSOE habilita un aula de estudio abierta para los estudiantes leoneses

  • El espacio estará disponible, en horario vespertino, hasta la celebración de la EBAU

La Agrupación Municipal del PSOE de León y Juventudes Socialistas han habilitado un área de estudio en su sede, de acceso libre, que estará abierto en horario vespertino de lunes a viernes desde esta misma semana. El aula de estudio nace, explican los promotores de la iniciativa, para suplir las carencias de puestos de estudio en la ciudad de León y como medida de protesta para demandar más bibliotecas y salas de estudio en la ciudad.La sala de estudio del PSOE de León se abre hoy

El nuevo espacio estará abierto, inicialmente, en horario de 16.30 a 20.30 horas hasta que se celebren los exámenes de acceso a la Universidad, en el mes de junio, pero si existe demanda se continuará con la iniciativa durante más tiempo.

El espacio es una sala con una decena de puestos de estudio ubicados en la sede del PSOE local, en la calle 19 de octubre, número 2, y a él podrán acceder todos los estudiantes que lo deseen. “Es un proyecto que tiene un contenido eminentemente práctico para esos jóvenes leoneses que no disponen de espacios idóneos para estudiar pero también tienen un contenido simbólico, abrir la Casa del Pueblo para todo lo que necesiten los leoneses, sea para estudiar, mantener reuniones o para iniciativas de ocio”, explica el Secretario General de la Agrupación Municipal, José Antonio Diez.

Juventudes Socialistas denuncia las carencias de los centros públicos leoneses

Diez agregó que el PSOE tiene en mente nuevos proyectos para la Casa del Pueblo pero se ha optado por este inicialmente por la proximidad de la EBAU y las quejas surgidas entre los jóvenes por la reducción, en los últimos años, de los puestos de estudio tras el cierre de bibliotecas en la ciudad.

Existe una carencia clara de lugares idóneos para estudiar porque, además, no todos las salas están correctamente habilitadas y son un espacio cómodo para hacerlo”, explica el secretario provincial de Juventudes Socialistas, José Manuel Rubio.

El PSOE reclama la constitución y reunión del Consejo Consultivo municipal

El Grupo Socialista recuerda que la función de este órgano es mejorar los servicios, algo que necesita León

Vicente Canuria, representante del PSOE en el Consejo Consultivo municipal

El concejal socialista Vicente Canuria reclama la reunión del Consejo Consultivo.

El Grupo Municipal Socialista reclama la convocatoria del Consejo Consultivo del Ayuntamiento de León, un órgano que, pese a formar parte del funcionamiento del consistorio, no se ha constituido en este mandato ni reunido ni una vez en los tres años de gestión de Silván.

El concejal Vicente Canuria explica que hoy, de nuevo, se ha pedido esta convocatoria en el seno de la mesa de negociación pero precisó que no es la primera vez que se reclama al Equipo de Gobierno. En este sentido, Canuria recordó que casi dos años que el PSOE ya demandó la reunión del órgano del que forman parte las organizaciones sindicales y las formaciones políticas de la corporación, y cuyo objetivo fundamental es optimizar los servicios que se prestan a los leoneses.

Canuria precisa que la reunión del Consejo Consultivo municipal se hace cada día más necesaria, y así se  ha precisado en las reuniones de las mesas de negociación, no sólo por el incumplimiento del Equipo de Gobierno que debería achacarse al concejal de Régimen Interior, Agustín Rajoy, sino por la existencia de múltiples problemas en la plantilla municipal –falta de personal, cambio de servicios, problemas con las incapacidades temporales, etc.- que podrían resolverse en este órgano. “Tenemos múltiples problemas y ningún órgano que los resuelva”, precisa el edil del PSOE.

Vicente Canuria destaca los casi tres años perdidos sin convocar este órgano

“El PP calificó de histórica su constitución por el consenso alcanzado y pese a ello no lo ha reunido ni una vez. Desde el Grupo Socialista entendemos que puede más que nunca un órgano de información, participación, estudio, análisis y propuesta de aquellas actuaciones dirigidas a la racionalización y mayor calidad de los servicios municipales, con el objetivo último de conducir a la excelencia de los servicios que se prestan, algo de lo que estamos muy necesitados en este momento en el que se detectan y denuncian innumerables carencias. Cualquier órgano, gestión o iniciativa que pueda mejorarlos es imprescindible y con esos objetivos se puso en marcha este consejo hace ahora cinco años”, recalca Canuria.

El edil socialista recuerda que el Consejo Consultivo, según su reglamento, funcionará “como órgano colegiado de participación institucional para el estudio, análisis y formulación de propuestas en materia de política de personal, sistemas de clasificación, formación y promoción profesional, régimen económico-presupuestario y mejora de calidad de los servicios públicos, teniendo facultad para trasladar sus propuestas a los órganos de gobierno, administrativos y de negociación que corresponda”, unas competencias que hacen aconsejable su reunión periódica.

Si quieres leer más sobre el consejo consultivo puedes consultar nuestras entradas sobre la Relación de Puestos de Trabajo del Ayuntamiento o sobre la plantilla municipal.

 

 

El último que eche la llave

La puntilla a los pueblos leoneses podría ser el Real Decreto de las juntas vecinales pero la causa es el desarme de todos los servicios que sistemática y calladamente aplica el PP desde la Junta

Cuando León ha perdido más de 35.000 habitantes en lo que va de siglo, cuando decenas de poblaciones de la provincia amenazan con la desaparición por un éxodo económico y laboral no deseado y por un menos querido éxodo derivado de la falta de infraestructuras y servicios, cuando nuestros pueblos “languidecen” por no decir que desaparecen por falta de expectativas después de que murieran previamente las cuencas, cuando León es casi una tierra vacía, envejecida y solitaria… el PP ha decidido dar la puntilla a los pueblos.
Lo hace callada, sosegadamente, pero sin pausa.
Hace seis años estábamos batallando contra la desaparición de las juntas vecinales, ahogadas por una Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, que obligaba a las entidades locales menores a rendir las cuentas, acusadas sin motivo ni fundamento como las creadoras de un déficit público. Una gran mentira sostenida por un intento de tapar los casos de pésima gestión cuando no de manifiesta corrupción de las comunidades autónomas y los grandes municipios. Las juntas vecinales eran, sin embargo, las sostenedoras de la vida en muchas pequeñas localidades, las garantes de un reparto de los bienes comunales y del buen funcionamiento de servicios tan básicos como el alcantarillado o el alumbrado público. Nada de eso importaba al todopoderoso Montoro. La guerra estaba en otro lado.
Es necesario rehacer la administración, expresan desde el PP. Mancomunar servicios, ordenar el territorio, vertebrar la comunidad… ¡Qué bien suena! Este mantra junto con el de optimizar los recursos y redistribuir las inversiones, ha servido al Partido Popular para hacerse fuerte en la administración autonómica.
Muchos han querido ver en la continuidad la salvación de esos pueblos. Y, mientras tanto, se iban cerrando consultorios, amortizando escuelas, quitando líneas de tren, estaciones abiertas, paradas de bus, alejando los servicios básicos de tal manera que trabajar o vivir en un pequeño pueblo de León era de héroe. Ni banda ancha ni televisión digital acompaña.
Ahora, el PP asesta otro golpe a las pedanías. Pero pide Majo que sea en diferido que así duele menos, ellos lo saben bien.
La desaparición del vecino secretario que pudiera parecer intrascendente en las grandes capitales e igual hasta así se lo pareció al responsable de redactar el Real Decreto 128/2018 es un duro golpe para los pequeños pueblos. Decenas de pedanías de León intentaron ya salvar la disolución cuando nadie quería hacerse cargo de un trabajo ni pagado, ni reconocido ni agradecido. Cuando nadie quiere hacerse responsable de administrar estos bienes comunales que no conllevan estos cargos con tantas cargas.
Desde el PSOE hemos advertido ya una batería de acciones para frenar esta medida que supone un nuevo ataque al municipalismo. Otro más, derivado de un Partido Popular que no cree en él.
Es complejo poder salvar ahora los pueblos. Evitar la despoblación. Nadie tiene la solución mágica porque, en muchas ocasiones, va más allá de una cuestión económica. Factores familiares, psicológicos, ambientales incluso llevan al abandono de las pequeñas localidades y contra eso no hay acción política. Pero no nos engañemos; estos factores influyen en un bajo porcentaje del abandono del medio rural.
La ausencia de expectativas laborales a corto, medio y largo plazo, la falta de servicios básicos, el cierre de esos consultorios y colegios, la ausencia de medios de transporte accesibles y baratos, el cierre de la sucursal bancaria, del kiosco o del bar llevan emparejados una huida necesaria de jóvenes y mayores. Y contra eso sí hay medidas políticas. Pero, claro, tienen un coste.
Cuando León ha perdido más de 35.000 habitantes en menos de veinte años, parece increíble que el Partido Popular pida estrategias contra la despoblación. Cuando han dejado morir por acción u omisión nuestras cuencas y nuestras posibilidades industriales parece paradójico que sean ellos los que quieran enarbolar la bandera de la lucha contra la caída demográfica. Y más paradójico que quienes no llevan ni una vez en su programa electoral la palabra pueblo, quienes quieren hacer desaparecer las diputaciones quieran hacer de sostén de esta estrategia.
Tan en serio se lo tomó el Gobierno cuando se dio cuenta del desequilibrio territorial, y no solo local, que está generando esta pérdida de población que en enero de 2017 creó el Comisionado del Gobierno para el Reto Demográfico. No se preocupe si no sabía qué existía. Ellos, tampoco. Año y medio después no se conoce ninguna conclusión, medida, iniciativa ni estrategia que venga derivada de esta oficina que lleva (o sustenta) una ex senadora del PP.

Y sin estrategia no hay solución.

Acordarse de los pueblos solo para restar servicios, competencias o para el rédito personal o partidista es su estrategia, plan correcto para llevar a cifras de desierto poblacional. Enternece ver a Majo oponerse teatralmente pero sin ninguna solución sobre la mesa a un Real Decreto de su propio gobierno, al tiempo que el espolique de León en la Junta, Antonio Silván, que debería ser líder del PP de León en las Cortes de Castilla y León, nos entretiene cortando cecina…
Aparcar la aplicación del Real Decreto un año, hasta después de las elecciones como propone el presidente de la Diputación y del PP, se presenta como una estrategia de diez en ese camino para que León se cierre y que el último que eche la llave.

Tribuna publicada en Diario de León el día 16 de mayo.