Archivo por días: 07/08/2018

Diez: “Señor Silván, su tiempo ha acabado”. (Vídeo)

Con los gritos de fondo de los trabajadores de Vestas, el portavoz municipal socialista, José Antonio Diez, ha pedido al alcalde de León que abandone su puesto. “Su tiempo ha acabado”, ha indicado tras mostrar su decepción por la falta de explicaciones del alcalde de las conversaciones que le implican en la trama de corrupción detectada en la operación Enredadera. Por dignidad, por León y por los leoneses, asuma su responsabilidad y deje el cargo, reclamó Diez.

 

Intervención José Antonio Diez en el pleno extraordinario de la operación “Enredadera”

Adjuntamos la intervención del portavoz socialista en el pleno extraordinario convocado para exigir explicaciones al alcalde León. Antonio Silván, por la aparición de sus conversaciones en la investigación policial y judicial de la trama “Enredadera”.

 

Prevaricación

fraude a la administración pública,

revelación de secretos,

malversación de caudales públicos

y cohecho.

 

Estos cinco delitos que hemos leído, señor alcalde, señoras y señores concejales, son los cinco delitos que el magistrado instructor atribuye a don José María López Benito. Unos delitos de los que él se ha defendido alegando su total tranquilidad tras el último pleno celebrado hace poco más de una semana en esta misma sala.

Tras conocerse la imputación del responsable de las concejalías de Infraestructuras, Obras y Deportes del Ayuntamiento, y su renuncias temporal a las competencias aunque no al acta de concejal, hecho ya de por sí sorprendente, hemos conocido hechos aún si cabe más graves.

Más graves porque afectan directamente al máximo responsable del Ayuntamiento y de esta sala.

Unas conversaciones en las que el alcalde desvelaba, en tiempo real, la votación y deliberación, que deberían ser secretas, en una mesa de contratación a uno de los empresarios licitantes en la misma.

Es esto ¿una revelación de secretos?

Desde el Grupo Municipal Socialista entendemos que sí. Y entendemos que es una actuación que vulnera además la igualdad de condiciones que debe presidir una contratación pública.

No queremos ponerle ninguna calificación legal ni penal a esta actuación, pero lo que es obvio es que éticamente es más que reprobable que un alcalde en lugar de velar por los derechos de una administración, por adjudicar un proyecto, una obra, una iniciativa, a la empresa que ofrece las mejores condiciones esté en línea directa con unos licitantes contaminando, cuanto menos, la adjudicación en sí.

No podemos, por la parte del sumario que hemos ido conociendo en los últimos días a través de los distintos medios de comunicación y por los escritos de acusación de algunos de los implicados que se han desvelado, hacer un juicio aquí, dictar una sentencia legal en esta sala.

No nos compete ni estamos preparados para ellos, pero sí es competencia nuestra velar por el intereses de todos los vecinos de León, por su derecho a una gestión honesta, honrada y correcta; lejos de arbitrariedad, compadreo, tráfico de influencias, negociaciones prohibidas.. y tantas y tantas circunstancias éticamente reprobables y legalmente punibles que nos hemos encontrado en este sumario.

En nuestro deber la fiscalización y nuestra obligación de contribuir a la total transparencia, como miembros de la corporación y como representantes de los leoneses, le voy a realizar, señor alcalde, una serie de preguntas que espero pueda responder inmediatamente en esta sala.

Y las primeras cuestiones son lógicas.

  1. ¿Teme su propia imputación o la de alguno más de los concejales del Grupo Popular en la Operación Enredadera?
  2. ¿Garantiza a los leoneses que en ningún momento de su responsabilidad al frente del Ayuntamiento ha mantenido conversaciones que pudieran suponer desvelar información reservada -en la tramitación administrativa-, facilitar información privilegiada o facilitado condiciones especiales para algún empresario en concursos, contrataciones, licitaciones o adjudicaciones públicas de esta u otra administración? Usted declaró que esta era un de las miles de conversaciones que ha mantenido con empresarios, ¿Podemos temer que en las próximas semanas se desvelen conversaciones o negociaciones que siembren más dudas sobre el Ayuntamiento de León?
  3. ¿Puede explicarnos por qué transmitió información de una mesa de contratación, en tiempo real según sus propias palabras gravadas, a un empresario concreto?
  4. ¿Pueden aparecer en el transcurso de esta investigación nuevas conversaciones suyas en el mismo sentido que las grabadas por los agentes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado?
  5. ¿Puede usted garantizar que nunca ha infringido la ley beneficiando con su información a un empresario sobre otro?
  6. ¿Puede garantizar que nunca ha utilizado sus amistad personal con responsables de empresas para facilitar información privilegiada o contratos públicos?
  7. ¿Respalda usted con todos los pronunciamientos y asumiendo las responsabilidades que de ello deriven al concejal delegado de Infraestructuras y Deportes, ahora investigado?
  8. ¿Asume usted como propias las decisiones que se adoptaron en los expedientes que, según el sumario, incautaron los agentes de la Policía Nacional en su registro de las dependencias y de los ordenadores municipales?
  9. La investigación policial y la acusación fiscal nos hablan de una trama corrupta y un grupo criminal. ¿Pone usted la mano en el fuego por sus actuaciones y por las de todos y cada uno de los concejales de su grupo?
  10. ¿Garantiza a los leoneses que ni un solo euro de los presupuestos municipales ha sido derivado a empresarios afines, mediante concursos o contratos presuntamente amañados, con un interés personal o partidista?

Esperamos su respuesta a estas y todas aquellas preguntas que puedan realizarle el resto de los representantes de las formaciones políticas aquí representadas, con argumentos claros y convincentes y con la documentación necesaria para resolver todas las dudas que sobre su gestión se ha generado en las últimas semanas.

Sus vagas explicaciones, su medias verdades en las primeras jornadas sobre la imputación de miembros de su equipo de gobierno, su justificación injustificable del contenido de las conversaciones grabadas y, sobre todo, la sombra negra de duda sobre este Ayuntamiento exigen una respuesta clara y contundente a todas las preguntas realizadas.

Y quizá, señor como usted destacó, no esté imputado.

Pero su actuación está siendo juzgada por aquellos que depositaron en usted su confianza, depositan en nosotros su confianza, con unas claras exigencias: cumplimiento estricto de la legalidad, transparencia en la gestión, honradez en el gasto de cada euro que pasa por las arcas municipales, defensa de los intereses generales de la ciudad de León, del Ayuntamiento de León por encima de los intereses personales, particulares o partidistas. Nos pidieron ser intachables.

Y la mancha que sobre su equipo y sobre usted ha quedado solo se puede limpiar con estas explicaciones claras, con la asunción de las responsabilidades políticas de ellas derivadas antes, incluso, de que se determinen las responsabilidades legales o penales.

Soy deportista y sé que la victoria es importante, pero no lo es todo. El juego limpio es esencial: jugar con honradez, luchar por el equipo, ser respetado dentro y fuera del campo son fundamentales para poder continuar en la lid.

Usted está aquí jugando, desde hace tres años, el juego más importante de su vida, representar a sus vecinos y sus intereses. Ahora descubrimos que no lo hacía conforme a las normas establecidas en este juego democrático donde la ley es ineludible.

El Ayuntamiento, los leoneses, hemos perdido la confianza en usted  y aunque admito que personalmente es un momento muy duro para todos los que estamos aquí, nuestra obligación, nuestro compromiso con los leoneses, nos obliga a pedirle estas explicaciones y, por supuesto, estas responsabilidades.

No es una exigencia caprichosa, no tiene ningún fin personal, es nuestra obligación como concejales y flaco favor le haríamos a la ciudad, al Ayuntamiento y a la propia política si no la asumiéramos. Cada uno desde su perspectiva. Usted debe asumir la responsabilidad de sus actos, nosotros de sus consecuencias. Nosotros debemos restituir la dignidad de este consistorio, el buen nombre de la institución y de sus representantes y, por supuesto, la gestión intachable, honrada y justa de cada euro que de aquí salga.

 

Las diez preguntas que no respondió Silván

  1. ¿Teme su propia imputación o la de alguno más de los concejales del Grupo Popular en la Operación Enredadera?
  2. ¿Garantiza a los leoneses que en ningún momento de su responsabilidad al frente del Ayuntamiento ha mantenido conversaciones que pudieran suponer desvelar información reservada -en la tramitación administrativa-, facilitar información privilegiada o facilitado condiciones especiales para algún empresario en concursos, contrataciones, licitaciones o adjudicaciones públicas de esta u otra administración? Usted declaró que esta era un de las miles de conversaciones que ha mantenido con empresarios, ¿Podemos temer que en las próximas semanas se desvelen conversaciones o negociaciones que siembren más dudas sobre el Ayuntamiento de León?
  3. ¿Puede explicarnos por qué transmitió información de una mesa de contratación, en tiempo real según sus propias palabras gravadas, a un empresario concreto?
  4. ¿Pueden aparecer en el transcurso de esta investigación nuevas conversaciones suyas en el mismo sentido que las grabadas por los agentes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado?
  5. ¿Puede usted garantizar que nunca ha infringido la ley beneficiando con su información a un empresario sobre otro?
  6. ¿Puede garantizar que nunca ha utilizado sus amistad personal con responsables de empresas para facilitar información privilegiada o contratos públicos?
  7. ¿Respalda usted con todos los pronunciamientos y asumiendo las responsabilidades que de ello deriven al concejal delegado de Infraestructuras y Deportes, ahora investigado?
  8. ¿Asume usted como propias las decisiones que se adoptaron en los expedientes que, según el sumario, incautaron los agentes de la Policía Nacional en su registro de las dependencias y de los ordenadores municipales?
  9. La investigación policial y la acusación fiscal nos hablan de una trama corrupta y un grupo criminal. ¿Pone usted la mano en el fuego por sus actuaciones y por las de todos y cada uno de los concejales de su grupo?
  10. ¿Garantiza a los leoneses que ni un solo euro de los presupuestos municipales ha sido derivado a empresarios afines, mediante concursos o contratos presuntamente amañados, con un interés personal o partidista?

Estas son las diez preguntas que el portavoz del Grupo Municipal Socialista realizó al alcalde Antonio Silván tras la trascripción de sus conversaciones en el marco de la investigación de la operación Enredadera.

El alcalde de León no contestó ninguna.