Archivo de la categoría: Corrupción

Diez destaca que la responsabilidad del caso Llamas es ya en exclusiva del alcalde Silván

  • El portavoz socialista apela al sentido común, el clamor popular, la responsabilidad y el código ético popular para justificar la reprobación
  • Diez subraya que el PP está más cerca de la corrupción que de la transparencia
  • El portavoz destaca la gravedad de iniciar una obra sin licencia pero, sobre todo, la de violar las ordenanzas con responsabilidad política

El portavoz socialista, José Antonio Diez, apeló al sentido común, el clamor popular, la responsabilidad política personal e, incluso, al Código de Buenas Prácticas del Partido Popular para explicar la petición de reprobación que el Grupo Socialista acompañado por UPL, León en Común y León Despierta aprobó hoy del concejal popular Pedro Llamas, por iniciar una obra sin licencia.

Diez indicó que “todo lo que pase a partir de ahora en este mandado será responsabilidad del alcalde Antonio Silván que acepta y asume el comportamiento de su edil” al que el PP siguió defendiendo pese a la gravedad de los hechos cometidos. “No estamos ante un ciudadano normal, estamos ante un concejal que para asumir su cargo jura o promete cumplir la ley y eso incluye, cómo no, las ordenanzas municipales”, por ello, subrayó el portavoz socialista, se le exige un plus más de responsabilidad política y ética.

La reprobación contó con el respaldo de trece ediles de los 27 de la corporación dado que tanto PP como Ciudadanos optaron por la abstención en un pleno monográfico convocado solo con este punto en el orden del día y que no tendrá ninguna remuneración para los ediles.

A continuación recogemos las frases de José Antonio Diez en su primera intervención en el Pleno Municipal de esta mañana, en una intervención en la que reclamó votos en conciencia y responsabilidad al alcalde al que recriminó que “le importe más el voto de un concejal que la imagen de León, de la institución y de los intereses de los leoneses” .

“No cabe duda que la celebración de este pleno extraordinario tiene un único responsable, y ése es usted Sr. Alcalde. Han transcurrido trece días desde la denuncia formulada desde este Grupo Municipal, ante la que usted como máximo responsable sigue impasible, incluso justificando la acción de un miembro de su Equipo de Gobierno.

Su inacción, justificación o complacencia ante los graves hechos objeto del punto de debate, han obligado -por responsabilidad- a cuatro de las seis formaciones políticas de esta corporación a solicitar la celebración de este pleno extraordinario. Formaciones que representan a más votantes que aquellas otras que han decidido no apoyarlo.

Y lo hemos hecho por los ciudadanos, por los leoneses y leonesas, que merecen una explicación clara de lo que ha ocurrido con la obra del concejal de Comercio, Turismo y Fiestas.

Nuestro compromiso real -no de boquilla ni de titulares- es con la gestión honrada y eficaz pero también con la regeneración, con la transparencia, por la defensa de la ejemplaridad, dignidad y honestidad de la clase política. En definitiva, estamos comprometidos con la buena política. Le suena esto Sr Alcalde, hace solo unos meses todas las formaciones políticas nos comprometíamos a todo ello, sin embargo parece que la memoria de algunos es realmente frágil.

Sres y Sras, los ciudadanos merecen, demandan y exigen la buena política que aquí, al menos, nada parece tiene que ver con la nueva política que algunos anuncian. No han de ser incompatibles, pero desde luego de momento no son visibles.

Política es ordenar los asuntos de los ciudadanos, es gestionar eficientemente los recursos públicos; política es también cumplir las leyes y, por supuesto y de forma genérica, ante todo servir a los ciudadanos.

Y de cumplimiento, de ética, de ejemplaridad, de recuperación de confianza, de preservar la honestidad, la dignidad y de la buena imagen de los que somos políticos y de cómo pretendemos, al menos algunos, que nos reconozcan nuestros conciudadanos versa hoy este pleno. De todos estos principios y valores, entre otros muchos que han de ser inherentes a la buena política, derivan principalmente los objetivos que buscamos con el acuerdo que hoy traemos para ser sometido a votación a este Pleno.

No se trata de vieja ni de nueva política, sino de malas artes o de buena política.

Y por ello, no debemos obviar – por su importancia- que nosotros y nosotras, los concejales y concejalas de esta corporación, como acto previo a la toma de posesión de nuestro cargo, prometemos o juramos cumplir y hacer cumplir la ley y eso incluye, cómo no, también las ordenanzas municipales.

Hasta el momento he intentado con mayor o menor fortuna dejar claro que es lo que debatimos y votamos hoy, consciente que quien tiene la potestad para llevar a cabo el acuerdo que hoy salga de este pleno es única y exclusivamente el Alcalde.

Como pueden comprobar de los hechos concretos que han derivado a este asunto, hasta el momento, no hemos hecho ninguna mención porque sinceramente creo que no son los mismos, como tales, los que han de desembocar en la toma de una decisión, aunque sí son hechos que, a nuestro entender, son de extrema gravedad.

Es la credibilidad, la transparencia, las buenas prácticas, la honorabilidad de quienes tenemos el honor de ostentar un cargo público lo que hoy está realmente en juego. Se trata ante todo de asumir o no las responsabilidades que los políticos tenemos y las que los ciudadanos, como es su derecho, nos exigen.

Entendemos que el análisis objetivo de los hechos es suficiente para tomar la decisión de apartar al concejal de sus competencias, si por si mismo no asume sus responsabilidades y por ello hemos reclamado este pleno de reprobación.

Pero por si no tuviesen suficiente con los hechos concretos y por si todo lo que he comentado hasta el momento no bastase para tomar una decisión, queremos aportar -porque nuestra intención y voluntad es la de contribuir a esclarecer y ayudar a tomar decisiones a nuestro Alcalde-, algo que le sirva y no le suscite dudas, porque creo que Ud. necesita un impulso; lo que quiero aportarle es el Código de Buenas Prácticas, el suyo, el del Partido Popular, el que seguro que ha rubricado y conoce perfectamente. Ese código que deben suscribir todos ustedes previamente a la asunción de un cargo público.

Apelo a este código de conducta personal y partidista, ya que los códigos éticos genéricos, el sentido común y el sentir de la ciudadanía en general parecen que no van con ustedes, como ya han demostrado en multitud de ocasiones. Espero que al menos atiendan y cumplan sus propias leyes de comportamiento.

Estoy convencido de que todos los miembros del PP conocen este Código e incluso probablemente también lo conozcan los compañeros de C´s que tan estrictos se han definido siempre en el cumplimiento de las situaciones que se pueden derivar de los mismos para trasladar sus apoyos, o no….

Código, que entre usted y yo es muy mejorable con los tiempos que corren.

Aquí tengo ese código de buenas prácticas, BREVEMENTE le preciso algunos puntos para facilitarle el trabajo, porque desde luego parece habérsele olvidado a usted y a sus compañeros.

Entre alguno de los Principios Generales el Código indica,

  • Se abstendrán de toda actividad privada que pueda suponer un conflicto de intereses con el ejercicio de su función, y no aceptarán ningún trato de favor o situación que implique privilegio o ventaja.
  • No influirán en la agilización o resolución de trámite o procedimiento administrativo cuando ello comporte un privilegio en su beneficio o en el de su entorno familiar y social
  • Han de observar el máximo rigor y exigencia en el desempeño de sus funciones, velando siempre por el interés público y el servicio a los ciudadanos, y absteniéndose de cualquier conducta que, aún siendo plenamente legal, pueda dañar la imagen u honorabilidad de la organización a la que pertenecen.
  • Actuarán en el desempeño de sus cargos o funciones de acuerdo con los principios de transparencia, eficacia y austeridad.
  • El compromiso de actuar públicamente de acuerdo con los principios de integridad, responsabilidad, transparencia, ejemplaridad y honradez.

Son algunos de los principios que incluye su código de buenas prácticas que le hemos recordado. Solo quiero que entienda que si no le parece oportuno atender al clamor social, a la petición de la mayoría de los ciudadanos representados por los cuatro grupos políticos, al menos haga caso a su partido y al dogma de comportamiento que éste propugna y que, tal vez, usted sí acepte y acate. Y lo hago, reitero, por esos miles de leoneses que tienen hoy puesta su atención en este pleno para valorar si somos merecedores de su confianza, para esos miles de leoneses que consideran que estamos aquí para gestionar de la forma más eficaz su ciudad, sin desvíos legales, sin irregularidades, sin injusticias ni favoritismos.

Esos miles de leoneses que esperan de nosotros ejemplaridad, honradez e integridad, Y, por supuesto, también valentía a la hora de tomar decisiones que no son cómodas pero sí ineludibles.

Para concluir esta intervención, pido a los miembros de esta corporación a la hora de manifestar su posicionamiento voten en conciencia, que tengan en cuenta que no se trata de valorar o justificar el posible error o desconocimiento de un ciudadano de la calle, la posible ventaja obtenida por un ciudadano de la calle, la ilegalidad o irregularidad de un ciudadano de la calle. Si nos limitásemos a ello, como algunos parecen pretender, estaríamos cometiendo un gravísimo error no solo bajo la responsabilidad que como cargos públicos tenemos sino también por la manifiesta indefensión a la que someteríamos a la ciudadanía en general.

Sr. Alcalde, si con inmediatez usted no adopta una decisión en relación al acuerdo que previsiblemente hoy será ratificado en este Pleno, quiero que entienda que a partir de ese momento será Usted el único responsable de lo ocurrido y -por lo tanto- quién deberá asumir esa responsabilidad de todo aquello que pueda seguir derivándose de esta situación.

 

 

Diez destaca que aplicará con todo rigor la ley de incompatibilidades

DSCF7098

José Antonio Diez en una comparecencia ante los medios.

 El candidato socialista apunta que el ex consejero Antonio Silván debe dar explicaciones por su silencio tras las sentencias de la trama solar y la investigación de la trama eólica
• Diez recuerda que el candidato del PP era el responsable de la Consejería y miembro del Gobierno que aprobó las licencias

El candidato del PSOE a la Alcaldía de León, José Antonio Diez, anunció hoy que aplicará con todo el rigor la ley de incompatibilidades para evitar escándalos como los registrados en la Junta de Castilla y León con la trama solar y eólica, que afectan directamente a la consejería que dirigía su contrincante Antonio Silván al que, de nuevo, pidió explicaciones.
“Antonio Silván debe dar explicaciones de por qué no abrió ningún expediente cuando menos informativo tras las denuncias e imputaciones a altos cargos de su servicio. NI valen las excusas de que no se enteró ni el silencio cómplice. Él era el máximo responsable de una Consejería y miembro de un gobierno que aprobó licencias y concesiones que siguen siendo investigadas y dando titulares e imputaciones”, indicó el candidato socialista.
“Me pregunto, como se preguntan todos los leoneses, porque Silván no ha aclarado aún nada en relación a estos casos de corrupción que asolan su partido, dentro de un Gobierno del que él formaba parte y dentro de una consejería que él dirigía. Silván era responsable de Fomento cuando se fraguaron las tramas solar y eólica, cuando se adjudicaron los proyectos investigados por los juzgados y de los que recaen ahora condenas por irregularidades graves, y no ha dado ninguna explicación aún. ¿No quiere explicar? ¿No  se enteraba de nada? ¿Se va a enterar en León de algo?”, recalca el candidato socialista.
Diez recordó que no es de recibo que “cargos del Partido Popular, nombrado a dedo y con mucha responsabilidad y sueldo acorde, compatibilicen su trabajo con responsabilidades políticas remuneradas como ha sucedió en la legislatura que ahora acaba con los jefes de Servicio de Educación y Agricultura, que además simultanean sus cargos de procuradores en las Cortes de Castilla y León e incluso el titular de Agricultura es portavoz en el Ayuntamiento de Cistierna”, explica el candidato. Por ello, agregó, exigiré que se cumpla “una persona, un cargo, un sueldo” para evitar duplicidades y problemas como los ahora ratificados en los juzgado con la que fuera responsable del servicio de Fomento en León, condena por el TSJ.
El candidato recordó su propuesta de evitar que se dupliquen cargos y salarios. “Habrá que elegir a qué administración se quiere servir o para qué intereses se quiere trabajar. No se puede estar en León y en Valladolid al mismo tiempo”, explicó Diez.
El candidato explicó que su propuesta es una más de las incluidas en su programa de transparencia y regeneración de la vida política. “Los ciudadanos entienden y exigen que sea así, máxime cuando hay más de 12.000 parados en la ciudad. No se puede aplicar la ley del embudo. Esto no es una campaña de descrédito contra nadie ni un ataque a nadie. Entendemos que la dedicación debe ser exclusiva para hacer el Ayuntamiento un organismo al servicio de la ciudadanía y no de los intereses de sus corporativos”, recalcó.

Diez destaca que el PP ha hecho de las irregularidades norma de comportamiento

José Antonio Diez en una comparecencia ante los medios.

José Antonio Diez en una comparecencia ante los medios.

• El candidato denuncia actos electorales de Silván que pagamos todos los leoneses
• Diez exige soluciones para la huelga de basuras o los bomberos y no fotos electoralistas
El candidato del PSOE a la Alcaldía de León, José Antonio Diez, lamentó que Antonio Silván siga sin dimitir para poder usar los recursos de la consejería para hacer campaña: coche oficial, secretarias, teléfono y personal de la consejería para uso de sus intereses con la habitual opacidad de los gastos que se están haciendo desde su departamento. “Se trata de irregularidades graves del PP que sigue haciendo de ellas una norma de comportamiento. Diez realizó estas declaraciones tras la reunión mantenida ayer en Fomento por el candidato del PP, Antonio Silván, que “roza la ilegalidad y vulnera la Ley Electoral”.
“La foto de ayer, además de no aportar nada nuevo para los leoneses, supone una clara vulneración de la Ley Electoral que prohíbe el uso de las instituciones para realizar campaña electoral. Es claro que el PP ha usado el Ayuntamiento, la consejería de Fomento e incluso el Ministerio para vender un proyecto que fue, además, presentado y confirmado hace semanas. Y lo ha hecho con un claro interés electoralista. El acuerdo, de  hecho, fue presentado el pasado mes de marzo y aprobado en Junta de Gobierno Local el día 13 de ese mes”, recordó.
“Los leoneses estamos esperando una foto que nos anuncie el fin del conflicto de las basuras o la resolución de los problemas con los bomberos, algo que el consejero-candidato no ha sido capaz de arreglar en todo su mandato”, apuntó Diez.
El candidato del PSOE recalcó que el consejero se ha burlado de los leoneses de nuevo, en la que parece ser su última jornada como responsable de Fomento. “Dio plantón al comercio leonés, como lo ha hecho siempre, y se apuntó a una excursión a Madrid sin explicar que su consejería no pagará nada para rehabilitación de viviendas en León en este ejercicio, que no lo ha hecho en los dos años anteriores. Además se le olvidó precisar que, en este capítulo, se ha destinado el doble de presupuesto para Valladolid que para León en su mandato”, agrega Diez. Diez recordó asimismo que el compromiso de “estudiar la aportación de Semana Santa es otra tomadura de pelo. Podría haber firmado el compromiso de la Consejería que preside y no hacerse una foto con un brindis al sol”.
El portavoz socialista reclamó al PP que marque muy bien los actos electorales ya que podrían dar lugar a denuncias ante la Junta Electoral Central. “Un euro más de los leoneses usado para su campaña será denunciado”, explicó Diez.
Diez exige al consejero que use las últimas horas de su cargo para solucionar el conflicto de la recogida de basuras en León o firmar la orden de creación de los parques de bomberos comarcales para así aliviar las graves carencias de la provincia y para solidarizar los gastos que hoy asumen los leoneses que pagan la atención a la mayor parte de la provincia.
Diez recuerda que hasta el propio compañero de partido de Silván, el presidente de consorcio provincial de basuras, José Antonio Velasco, le pidió que “se implicara” en los problemas del consorcio que son responsabilidad de la administración que dirige. “Esas sí serían dos buenas medidas para cerrar un mandato marcado por el vacío. El resto, como lo de ayer, son meras fotos carentes de fondos”, agregó Diez.

La opinión de José Antonio Diez: La limpieza de la política

José Antonio Diez.

José Antonio Diez.


Desde hace mucho tiempo, demasiado, los ciudadanos consideran a los políticos interesados, corruptos e incapaces.
Es cierto que personas, o personajes, aislados han contribuido con sus hechos a esta imagen denigrada y denigrante. Pero es una situación injusta quizá ahora más que nunca porque en los tiempos de crisis se sufre mucho y, sobre todo, cuando tienes alguna responsabilidad y la situación te impide articular las medidas necesarias para solventar los problemas de una sociedad que merece no solo el máximo respeto sino esa solución.
Los políticos, y quiero que se entienda esto como una generalización que no distingue de partido ni de instituciones, tienen el objetivo fundamental del servicio público, auténtica vocación, dignidad y honestidad, y respeto a los valores de justicia, solidaridad y deber.
Pero, lamentablemente, entre miles de representantes públicos dedicados a servir a la ciudadanía siempre surgen excepciones que llegan a la política para lucrarse o para hacer su carrera personal. No dudan, por ello, en servirse de todo y todos, en saltarse las normas, en avasallar estatutos y personas si eso redunda en su propio beneficio. Eso casos, aislados, destrozan partidos e instituciones hasta que el tiempo les coloca en su sitio.
Ni es justo negar la evidencia de que estas personas existen en todos los partidos ni lo sería admitir que son más de un puñado de políticos interesados, dañinos, letales para sus formaciones. Por ello, por justicia, es necesario denunciar los casos, luchar contra ellos y limpiar la política de personas tan perjudiciales para todo y para todos. Sólo con esta limpieza podremos hacer que los partidos políticos, los sindicatos y otros organismos similares, recuperen su credibilidad y sus fines.