Archivo de la categoría: Sin categoría

La opinión de José Antonio Diez: Demasiado ruido para este silencio

José Antonio Diez en un momento de la manifestación por las infraestructuras ferroviarias.
El clamor de miles de personas que el pasado domingo salieron a la calle para exigir el cumplimiento con los compromisos y, lo que es más importante, la solución a las necesidades de infraestructuras de los leoneses no merece el desprecio del silencio del PP.
La presidenta del grupo conservador se equivoca, y mucho, en su postura contra las integraciones ferroviarias. Si primero tuvo la desfachatez de asegurar que no iba a la manifestación por si la rompían el otro brazo –como si los leoneses fueran desalmados agresores- ahora recalca que la protesta no tiene sentido en tiempo de crisis.
Señora Carrasco, precisamente cuando hay crisis es cuando más necesarias son las medidas para atajarla: infraestructuras imprescindibles para el desarrollo económico.
Señora Carrasco: No es que no haya dinero, es que hay prioridades y éstas no pasan por León para su partido. Pasan por Murcia, Vigo, las autopistas radiales de Madrid o el rescate de las entidades bancarias como quedó de manifiesto en la concentración del domingo, esa a la que los cargos del PP –con libertad de decidir- optaron por no ir.
Mal que le pese al PP, miles de leoneses salieron a la calle el domingo para recordar que León necesita Alta Velocidad, integración ferroviaria y los puestos de trabajo que conlleva el desarrollo ferroviario. Miles de personas que escuchan atónitos el toma y daca del PP buscando culpables en el pasado y echando balones fuera en el presente. No es entendible que infraestructuras como la variante de Pajares o la misma línea Venta de Baños-León superara el 84% o 91% de ejecución en 2011 y no hayan rebasado el 2%-3% en estos casi tres años de gestión del PP. No es entendible o sí lo es. León no es prioridad ni siquiera es importante para el PP.
Pero gobernar es gestionar, dar solución a los problemas ciudadanos, y si los representantes del PP no saben hacerlo está claro que esas mismas voces que el domingo salieron en defensa del tren saldrán para pedir que se vayan y dejen paso a quienes, al menos, tienen la voluntad de ayudar a los leoneses.
A Carrasco o Suárez Quiñones quizá los leoneses no les echaron en falta en la manifestación porque sabían que estuvieran o no, no iban a hacer nada por solucionar sus problemas. Pero en el envite les va su continuidad en los cargos.

La opinión de José Antonio Diez: Diez años del Gobierno de ZP

Imagen

 

El pasado día 14 se cumplió el décimo aniversario de la victoria en las elecciones de José Luis Rodríguez Zapatero. Mantengo, desde hace mucho, que el tiempo colocará a nuestro presidente en el  justo lugar que merece por lo mucho que ha hecho, entre otras cosas, por los servicios sociales en España. Él es el artífice de algunas de las leyes más avanzadas en materia de protección de derechos de los dependientes del mundo, el propulsor de la Ley de Igualdad más avanzada y, por supuesto, del matrimonio igualitario.

Desde la derecha más rancia y menos tolerante se ha intentado reducir su gobierno a decisiones equivocadas en materia de economía. Quizá haya habido errores pero, desde luego, no es el PP quien pueda criticar las medidas que tomó el PSOE ante la crisis. Ellos han tomado la medida más drástica que se puede adoptar: hacer pagar todos los efectos de la crisis a los más desfavorecidos y así el desempleo ha crecido al mismo ritmo que bajaba el poder adquisitivo de los pensionistas o se reducía el de los trabajadores.

Si el PSOE se equivocó en no atacar la crisis de frente inmediatamente, el PP no ha enmendado el error sino que ha buscado subterfugios para afrontarla con una bula para los bancos y las grandes corporaciones y con un ataque frontal a las rentas más bajas, a los servicios básicos y a las personas más necesitadas.

Zapatero es el artífice de un nuevo modelo de política en el que el respeto y la tolerancia eran la máxima y que chocó contra los grandes lobbies de poder de la derecha, incluso los de los grandes grupos de comunicación que, cómo no, le pasaron factura.

En León, tan poco dados a reconocer a los nuestros no le hemos dado el lugar que merece. El ex presidente no tiene ni una calle porque así lo decidió la mayoría absoluta del PP que vetó cualquier propuesta. Pero los leoneses, la mayoría de los leoneses, saben que durante sus años de Gobierno siempre tiró para casa y que en cada una de sus visitas, una treintena, trajo una inversión. Él, con una inversión histórica, cambió el mapa de las infraestructuras en la provincia, promovió el Inteco, el GRS de La Virgen del Camino, la UME, el Centro Estrada, el CRE de San Andrés, el CRC del AVE, el Centro de Alto Rendimiento de la Universidad, la Ciudad del Mayor, la sede de la Universidad de Washington o del Instituto Confucio, la Ciuden, los regadíos, el aeropuerto…  

Él pretendió cambiar León y darle el espacio que merecía pero el PP llegó demasiado pronto para acabar con su legado.

 

La opinión de José Antonio Diez: ¿Dónde está el Estado del Bienestar del PP?

José Antonio Diez
La pasada semana leíamos la noticia de la Asociación Leonesa de Laringectomizados, Alle, se veía obligada a eliminar los servicios que prestaba por la falta de ayudas y subvenciones. Es una más en la triste cadena de asociaciones que han tenido que cerrar sus sedes o dejar desatendidos a sus socios; asociaciones que han visto como la pretendida austeridad, el engañoso ahorro y las políticas cicateras con quienes más lo necesitan obligaba a decir no a programas imprescindibles para los operados de cáncer, los enfermos de Alzheimer o los afectados por cualquier tipo de discapacidad.
La Ley de Atención a la Dependencia nació para cubrir muchos de esos servicios que prestaban las asociaciones, para ayudar a las familias a atender a sus seres con necesidades especiales. Nació para dar dignidad (y ayuda económica) a cuidadores y afectados.
En este momento, los recortes en Atención a la Dependencia y Sanidad –unos visibles y otros transformados en esperas interminables que se disfrazan de pruebas inexistentes-, los recortes en programas de Bienestar Social y la eliminación de cientos de programas de subvenciones vuelve a dejar desasistidos a los que más lo necesitan… Y todo ello ante la pasividad de políticos populares que piensan únicamente en la rentabilidad de los proyectos a corto plazo y que eluden su responsabilidad en asistencia y atención.
Nos dicen –desde la Junta- que los recortes en Infraestructuras que está sufriendo León se deben a que se dedican todos los fondos disponibles a programas sociales. ¿Qué programas? ¿Para quién? ¿Con qué finalidad? Las asociaciones leonesas no hallan respuesta y mientras buscan solidaridad y voluntarios para atender a sus miembros siguen preguntándose ¿dónde está la política social y el Estado del Bienestar para el PP?
(Un dato para la reflexión: Dos voluntarios seguirán enseñando a los operados de cáncer de laringe a volver a hablar tras su intervención quirúrgica).

La opinión de José Antonio Diez: Es díficil remontar

Imagen

Parece muy complicado ganar un partido que ya tienes perdido cuando el entrenador arroja la toalla y los jugadores están posando para la foto en lugar de estar en el campo “batiéndose el cobre”. Valga el símil futbolístico para explicar lo que está sucediendo actualmente en el PP de León capital y, quizá en otras formaciones y otros ámbitos. Pero centrémonos en la ciudad.

La pérdida de peso del alcalde en su partido, su nula capacidad de reivindicar y su sumisión no han sido, ni siquiera, bien aceptada por el PP. Emilio Gutiérrez ha pasado de ser la sombra de Isabel Carrasco y su “escoba” para ganar la Alcaldía a ser un proscrito para la presidenta. No se llevan bien y se nota. Así las cosas, Emilio solo espera a que acabe la legislatura y si cae un buen puesto mucho mejor. El ya arrojó la toalla de luchar por León el 22 de mayo de 2011, el día que ganó las elecciones.

¿Y su equipo? Pues nadie lucha porque “si se mueven no salen en la foto”. Unos porque son del grupo de Carrasco, otros porque no quieren problemas y los restantes porque o bien no quieren o bien no saben gestionar. De este modo, la gestión se limita a cubrir un expediente que lleva, por ejemplo, a tardar dos años en municipalizar un servicio porque “estábamos en otras cosas”, como dijo la concejala de Personal, firmar como única obra el plan de asfaltado más defectuoso del que se tiene memoria en la ciudad. Los leoneses asisten atónitos a la actualidad de una administración muerta que sólo busca que acabe esta legislatura con el menor daño posible… para ellos.

Así no ganamos este partido para León. Un partido que íbamos perdiendo desde que los jugadores eran todos visitantes, todos del PP. Un partido que, al menos, estábamos jugando hasta que 3el cambio de entrenadores y jugadores por un equipo del PP decidió que este partido no era prioridad y decidieron, por tanto, jugar a perder, perder ellos no, perder los leoneses.