Centro de Eras: Las tres negaciones de Silván

El PSOE garantiza la construcción del Centro Multidisciplinar de Eras después de que PP y Ciudadanos engañaran hasta en tres ocasiones a  vecinos y AMPAs. La traición y la confianza rota pesan ya más que la esperanza

José Antonio Diez y Luis Tudanca firmaron el contrato programa con las AMPAs de Eras de Renueva

El 10 de enero de 2018, PP y Ciudadanos escenificaron su “firme” compromiso con el Centro Deportivo y Social de Eras de Renueva. Firmaban, ese día, el acuerdo de presupuestos que, por cierto, no incluía ninguna partida para el equipamiento sino una adenda para instar a la Junta a su construcción. Los vecinos podrían haber empezado ya a sospechar, pero se fiaron.

Habían confiado ya, cuando un año antes, en 2017, el alcalde Antonio Silván y todos y cada uno de los concejales de PP y Ciudadanos acordaron no incluir la partida que, vía enmienda, había incluido el PSOE al presupuesto para empezar la construcción, 300.000 euros. Así lo hicieron, de nuevo, al año siguiente mientras los vecinos seguían esperando y se encomendaron en la palabra del alcalde y de Ciudadanos.

Y los vecinos siguieron confiando cuando en la votación de los presupuestos generales de la Junta no se aprobó una enmienda de Ciudadanos con el “firme compromiso” de construir ese edificio y eso no fue obstáculo para que los procuradores del partido naranja dejaran seguir adelante esas cuentas. El PP no aceptó la modificación y, de nuevo, el centro quedó sin partida específica. Votó en contra de recoger esos fondos para el centro el procurador y alcalde leonés Antonio Silván. Sin rechistar.

Y los vecinos siguieron dando tiempo con esperanza en el PP y Ciudadanos aunque pasó todo el año 2018 y no se movió ni una piedra ni un euro.

Y siguieron creyendo en el “firme compromiso del PP y Ciudadanos” cuando, en respuesta a una Proposición No de Ley del Grupo Parlamentario Socialista, el PP votó en contra alegando que la construcción de este centro no era competencia de la Junta, como explicó el procurador y también leonés Manuel García.

Varios representantes de las AMPAs volvieron a entregarse a PP y Ciudadanos y les alertaron de que el PSOE iba a garantizar su compromiso con la firma de un contrato programa el pasado mes de febrero que compromete a los candidatos José Antonio Diez y Luis Tudanca a ceder la parcela para el edificio y a establecer las partidas y proyectos necesarios para la construcción. Salieron en tromba quienes solo unos días antes habían descartado la construcción a señalar “nosotros más”.

El martes, de nuevo, el PP pidió un voto de confianza a los vecinos y “garantizó” en palabras de la consejera de Cultura que si hay disponibilidad económica, en la próxima legislatura se hará. Y los vecinos seguirán confiando en que la Junta, que tiene las competencias en Educación desde 1981 y que es la responsable de la dotación de equipamientos para los colegios haga próximamente la obra.

Sin compromiso en firme, sin PNL que les comprometa, sin acuerdo plenario, sin rúbrica de documento alguno. Siguen pidiendo un acto de fe a unos vecinos que, informados ya, desconfían como no podría ser de otro modo de ambas formaciones políticas que han manejado más de 22.200 millones de euros en estos dos años y no han encontrado lo suficientes para destinar una partida a este centro, esencial para los más de 15.000 residentes del barrio y para los alumnos de estos centros educativos.

Solo queremos advertir a los vecinos de Eras de Renueva que lo mismo dijeron del centro de salud de La Granja por el que los leoneses llevamos esperando más de veinte año o en el Conservatorio, que acumula un retraso de diez años.

El PSOE es el único partido que ha mostrado, desde el principio, un compromiso inquebrantable con este equipamiento que considera imprescindible para dotar el barrio de salas para deporte, actividad social, tejido asociativo y eventos culturales. Solo el PSOE garantiza esta construcción, como han rubricado sus candidatos.

Las evidencias de la actuación del PP y Ciudadanos confirman que, en ningún momento, pensaron en las necesidades de los vecinos y de las AMPAs, solo hicieron una salida adelante, dejando pasar el tiempo y engañando a los vecinos.

Pero los vecinos han tomado nota. Saben que está en su mano la construcción del centro, tienen la palabra el día 26 de mayo. Pensar, como piensa el PP, que son unos ilusos es minusvalorarlos.

La decepción por la traición seguro que pesará más que la esperanza.

 

Tribuna publicada en Diario de León el 18 de marzo de 2019