PSOE pide el cese de la concejala de Juventud por desvalijar el albergue

• El Grupo Socialista reclama informes de Secretaría General e Intervención del vaciado del centro sin cumplir el procedimiento legal
• El bien ha de ser declarado no utilizable, posteriormente desafectado y enajenado, con un proceso de información pública que aquí se ha eludido

El Grupo Municipal Socialista ha solicitado un informe legal y económico a los servicios de Secretaría General e Intervención del Ayuntamiento de León sobre el vaciado del albergue de León para determinar si el desvalijamiento del edificio municipal se realizó conforme a la legalidad vigente y si de esta actuación pueden concluirse responsabilidades administrativas y legales. Esta demanda se realiza después de que en un documento público la Concejalía de Participación Ciudadana admitiese haber vaciado el inmueble y no conste en ningún departamento municipal el preceptivo y obligatorio expediente de enajenación de bienes públicos que debe tramitarse para “desprenderse” de bienes públicos.
El portavoz socialista José Antonio Diez recalcó la gravedad de los hechos admitidos por la concejala Marta Mejías pues reconoce “el traslado, la la cesión y la destrucción” de bienes sin haber realizado ninguno de los trámites legales exigidos según la normativa legal. “No estamos ante una gracia de donación sino ante una posible malversación de fondos ya que se ha dispuesto de bienes públicos con arbitrio y opacidad total. La señora Mejías no estaba limpiando su casa sino un edificio municipal y ha de dar cuentas de qué ha hecho con cada utensilio allí ubicado”, precisó Diez.
Diez recordó que, según la ley de Patrimonio de las administraciones públicas, es necesario completar un procedimiento legal sencillo, que como obligatorio se ha realizado más veces en el Consistorio en anteriores ocasiones como para la cesión de un camión de bomberos. En ese caso, tramitado en 2014, se apeló a ley reguladora de las bases de régimen local, el Reglamento de Bienes de las entidades locales, la mencionada ley 33/2003 de Patrimonio de las Administraciones Públicas y la Ley de Contratos del Sector Público.
Estos trámites legales pasan por la apertura de un expediente de declaración de “efecto no utilizables” para los enseres del albergue ya que se trata de bienes públicos adquiridos con el dinero de todos los leoneses, indicó Diez. Posteriormente, y según se hizo en ese trámite previo, se ha de desafectar el bien de dominio público, enajenarlo una vez desafectado de su carácter demanial y luego, ya si procede, vender, subastar o regalar.
“Como podremos demostrar el Equipo de Gobierno del PP se ha saltado la ley a la torera entendiendo, como en anteriores ocasiones, el Ayuntamiento como su cortijo y los bienes públicos como su propiedad privada. Además, las declaraciones de la concejala Marta Mejías justificando su actuación, su negativa a dar información, suma un gravamen de desfachatez y ostensible desprecio a la ley que exigen su cese o dimisión inmediata”, recalcó Diez.