El PSOE solicita un pleno extraordinario sobre la peatonalización de Ordoño II

  • José Antonio Diez destaca que aún estamos a tiempo de revertir una obra cara e insuficiente
  • Los concejales socialistas apuntan que la peatonalización es esencial para una ciudad amable, cómoda, moderna y sostenible

Los ocho concejales del Grupo Municipal Socialista han registrado esta mañana la petición de un pleno extraordinario donde se debata la peatonalización de Ordoño II. La propuesta única de resolución, que debe acompañar la petición de la sesión plenaria extraordinaria y que es el acuerdo sobre el que deben pronunciarse todos los grupos con representación en la corporación, recoge literalmente: “El Pleno Municipal del Ayuntamiento de León acuerda que, una vez finalizadas las obras en curso de reurbanización de la calle Ordoño II o en el transcurso de las mismas, se tomen todas las medidas necesarias para convertir esta vía en una calle de acceso restringido a residentes, tareas de carga y descarga, transporte público y emergencias, uso preferentemente peatonal, con habilitación y señalización de un carril bici bidireccional a lo largo de la avenida que conecte con los ciclo-carriles ubicados en la zona”.

“Tenemos la oportunidad de sacar adelante una obra que demandan los leoneses y revertir el proyecto actual que es insuficiente para plantear cambios en la movilidad, unas modificaciones que son necesarias”, explica el portavoz socialista José Antonio Diez.

Diez explicó que el PSOE ya intentó, el pasado mes de julio, antes de licitarse la obra que el Pleno se pronunciara sobre la peatonalización pero aclaró que PP y Ciudadanos votaron en contra de la urgencia de la moción y hurtaron un debate necesario. “Se trata de una obra que, por afectar a una de las vías más céntrica y comerciales de la ciudad, tienen una importancia vital en la movilidad de la ciudad.  Además, las características de esta avenida, su ubicación como enlace entre el Palacio de Exposiciones, las estaciones de tren y autobús y la zona monumental de la ciudad hacen que su fisonomía y tratamientos sean especiales a la hora de proyectar una imagen de ciudad”, subrayó Diez. Además incidió que Ordoño es esencial no sólo en el trazado del tráfico que es indiscutible sino en el trazado urbanístico y en el modelo de ciudad, amable y acogedora que deberíamos intentar transmitir con esta urbanización.

Agregó que “cada vez surgen más voces pidiendo, como el Grupo Socialista hizo ya desde un primer momento, que se aproveche la obra de reforma para peatonalizar la vía y establecer, además, un carril bici que contribuya no solo como un espacio para la movilidad sostenible sino como una llamada de atención en el centro de la ciudad a la necesidad de adaptación a ese nuevo modelo de movilidad que debería ser el prioritario en una ciudad, como León, accesible en tamaño y en configuración”. El portavoz precisó que “son muchas además las voces, incluidas las del propio Equipo de Gobierno del PP, que han cuestionado la realización de estas obras sin abordar la peatonalización de la avenida y que apuntan que esta debería abordarse ahora o en el futuro. Asimismo, se afronta esta solución de acondicionamiento de la vía sin resolver la situación específica del aparcamiento subterráneo en la calle y de la aportación que la empresa licitadora ha de realizar para sufragar una parte de la urbanización y sin acometer las obras necesarias para reparar los daños en las infraestructuras generadas por el espacio subterráneo”.

El Equipo de Gobierno tiene la obligación de convocar este pleno en un plazo máximo de quince días y,  en el caso de no hacerlo, quedaría convocado inmediatamente para el décimo día hábil posterior, según recoge la Ley de Bases.