La opinión de José Antonio Diez: Diez años del Gobierno de ZP

Imagen

 

El pasado día 14 se cumplió el décimo aniversario de la victoria en las elecciones de José Luis Rodríguez Zapatero. Mantengo, desde hace mucho, que el tiempo colocará a nuestro presidente en el  justo lugar que merece por lo mucho que ha hecho, entre otras cosas, por los servicios sociales en España. Él es el artífice de algunas de las leyes más avanzadas en materia de protección de derechos de los dependientes del mundo, el propulsor de la Ley de Igualdad más avanzada y, por supuesto, del matrimonio igualitario.

Desde la derecha más rancia y menos tolerante se ha intentado reducir su gobierno a decisiones equivocadas en materia de economía. Quizá haya habido errores pero, desde luego, no es el PP quien pueda criticar las medidas que tomó el PSOE ante la crisis. Ellos han tomado la medida más drástica que se puede adoptar: hacer pagar todos los efectos de la crisis a los más desfavorecidos y así el desempleo ha crecido al mismo ritmo que bajaba el poder adquisitivo de los pensionistas o se reducía el de los trabajadores.

Si el PSOE se equivocó en no atacar la crisis de frente inmediatamente, el PP no ha enmendado el error sino que ha buscado subterfugios para afrontarla con una bula para los bancos y las grandes corporaciones y con un ataque frontal a las rentas más bajas, a los servicios básicos y a las personas más necesitadas.

Zapatero es el artífice de un nuevo modelo de política en el que el respeto y la tolerancia eran la máxima y que chocó contra los grandes lobbies de poder de la derecha, incluso los de los grandes grupos de comunicación que, cómo no, le pasaron factura.

En León, tan poco dados a reconocer a los nuestros no le hemos dado el lugar que merece. El ex presidente no tiene ni una calle porque así lo decidió la mayoría absoluta del PP que vetó cualquier propuesta. Pero los leoneses, la mayoría de los leoneses, saben que durante sus años de Gobierno siempre tiró para casa y que en cada una de sus visitas, una treintena, trajo una inversión. Él, con una inversión histórica, cambió el mapa de las infraestructuras en la provincia, promovió el Inteco, el GRS de La Virgen del Camino, la UME, el Centro Estrada, el CRE de San Andrés, el CRC del AVE, el Centro de Alto Rendimiento de la Universidad, la Ciudad del Mayor, la sede de la Universidad de Washington o del Instituto Confucio, la Ciuden, los regadíos, el aeropuerto…  

Él pretendió cambiar León y darle el espacio que merecía pero el PP llegó demasiado pronto para acabar con su legado.