La opinión de José Antonio Diez: Es díficil remontar

Imagen

Parece muy complicado ganar un partido que ya tienes perdido cuando el entrenador arroja la toalla y los jugadores están posando para la foto en lugar de estar en el campo “batiéndose el cobre”. Valga el símil futbolístico para explicar lo que está sucediendo actualmente en el PP de León capital y, quizá en otras formaciones y otros ámbitos. Pero centrémonos en la ciudad.

La pérdida de peso del alcalde en su partido, su nula capacidad de reivindicar y su sumisión no han sido, ni siquiera, bien aceptada por el PP. Emilio Gutiérrez ha pasado de ser la sombra de Isabel Carrasco y su “escoba” para ganar la Alcaldía a ser un proscrito para la presidenta. No se llevan bien y se nota. Así las cosas, Emilio solo espera a que acabe la legislatura y si cae un buen puesto mucho mejor. El ya arrojó la toalla de luchar por León el 22 de mayo de 2011, el día que ganó las elecciones.

¿Y su equipo? Pues nadie lucha porque “si se mueven no salen en la foto”. Unos porque son del grupo de Carrasco, otros porque no quieren problemas y los restantes porque o bien no quieren o bien no saben gestionar. De este modo, la gestión se limita a cubrir un expediente que lleva, por ejemplo, a tardar dos años en municipalizar un servicio porque “estábamos en otras cosas”, como dijo la concejala de Personal, firmar como única obra el plan de asfaltado más defectuoso del que se tiene memoria en la ciudad. Los leoneses asisten atónitos a la actualidad de una administración muerta que sólo busca que acabe esta legislatura con el menor daño posible… para ellos.

Así no ganamos este partido para León. Un partido que íbamos perdiendo desde que los jugadores eran todos visitantes, todos del PP. Un partido que, al menos, estábamos jugando hasta que 3el cambio de entrenadores y jugadores por un equipo del PP decidió que este partido no era prioridad y decidieron, por tanto, jugar a perder, perder ellos no, perder los leoneses.