La opinión de José Antonio Diez: No se fíen, Gutiérrez es como Rajoy

José Antonio Diez habla con la prensa tras un pleno municipal
José Antonio Diez habla con la prensa tras un pleno municipal

Es relativamente frustrante realizar un balance de los tres años de oposición en los que, como ocurre cuando existe mayoría absoluta, el rodillo impide sacar adelante cualquiera de tus propuestas. Apenas tres o cuatro mociones, consensuadas con el Equipo de Gobierno, han podido salir adelante en este período y aunque son propuestas importantes –vinculadas al empleo todas ellas- no nos hacen olvidar que la mayoría de las iniciativas del Grupo Municipal Socialista en este plazo han quedado sobre la mesa.
Somos conscientes de que en estos tres años desde que el PP gestiona el Ayuntamiento de León ha hecho su proyecto de gestión, que no compartimos ni secundamos, un balance en el que, como hemos repetido, prima más la gestión para los bancos que para los ciudadanos y en el que el pago de la deuda –hipotecando para ello a las corporaciones de dos décadas- impide prestar servicios o realizar inversiones.
Pero lo más decepcionante es no poder contar con el PP en propuestas que económicamente no requerían inversiones elevadas pero sí hubieran sido esenciales para la población. Desde el PSOE hemos intentado poner en marcha un programa de empleo dotado con más de un millón de euros, ampliar las becas y ayudas para libros o las prestaciones de ayuda de emergencia para las familias leonesas, eliminar tasas para personas desempleadas o con escasos recursos, establecer un fondo anti-desahucios dotado con más de 250.000 euros que hubiera sacado de problemas a centenares de familias, reabrir centros escolares o el albergue, ampliar la plantilla de bomberos, mejorar el mantenimiento de la ciudad o, en el ámbito cultural, seguir apoyando festivales o eventos que además de generar conocimiento generan riqueza… Pero el PP ha optado por lo fácil, salvar el expediente con una gestión plana, sin inversiones y sin servicios sociales. Ni mociones, ni enmiendas presupuestarias ni iniciativas en comisiones han tenido el respaldo del partido conservador.
El recorte de prestaciones y servicios a los leoneses de estos años es injusto pero aún lo será más cuando el Ayuntamiento comience a pagar su deuda, en 2016, tras las próximas elecciones.
El alcalde ya ha anunciado que de cara al próximo año los servicios sociales serán su objetivo prioritario. Ya lo dijo hace tres y no ha hecho nada por ello; le recordamos el cierre de guarderías, bibliotecas o la imposición de pago por los programas de conciliación infantil o actividades para mayores.
No se fíen, su apuesta no es más que un brindis al sol pre-electoral. Gutiérrez es como Rajoy, incumple su programa y luego culpa de ello a los socialistas.