Lo que viene siendo un nuevo retraso en León

Las palabras del ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, confirmando el fin al fondo de saco de la estación de León para “finales del 2018” viene a ser un nuevo retraso, una demora en toda regla, para la integración de León. Quizá porque lo dijo en Valladolid –donde ha viajado sin venir antes por León donde comprometió, según Silván, su presencia en febrero, quizá porque ya nada nos sorprende o quizá porque ya pasamos de todo, sus anuncio ha pasado casi desapercibido.

Pero es que la integración de la vía del AVE en León se adjudicó en abril de 2016 con un plazo de ejecución de 24 meses. Es decir, hasta abril de 2018. Inmediatamente comenzaron las demoras –que ya denunciamos desde el PSOE pero que Silván desmintió- y ahora es el propio titular de Fomento el que nos dice que hasta “finales de 2018… No descarten que este finales de 2018 se transforme en primavera de 2019 que, como ya pueden suponer, es periodo electoral. Yo lo dejo caer, para que otros lo desmientan.