Memoria Histórica, un cero para el PP

Hoy, cuando el PP quiere restar valor a la petición del cambio de callejero para cumplir la Ley de Memoria Histórica, santifica a los asesinos, golpistas , colaboracionistas y dictadores, es más necesaria que nunca la acción contra el olvido.

El debate abierto sobre el cambio en el callejero de León para eliminar las referencias y símbolos franquistas es más interesante aún cuando tenemos en cuenta que el Partido Popular eliminó, en 2012, nada más llegar al Gobierno la partida para la aplicación de la Ley de Memoria Histórica. Desde entonces, cinco años con un presupuesto de cero euros. No es, entonces, un hecho aislado que la concejala Margarita Torres y el alcalde Silván se nieguen a cumplir la Ley con un cambio en la denominación de las calles de León. El miércoles pedimos que un comité de expertos independiente estudien el callejero para eliminar cualquier referencia a Franco, su dictadura y sus colaboradores. Es imprescindible ya.

Hace dos años ya, el Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de León en una más de las decenas de peticiones que -en comisiones y plenos hemos realizado-  reclamó al Partido Popular el cumplimiento estricto de la Ley de Memoria Histórica que “el partido conservador está sistemáticamente vulnerando”. La concejala Evelia Fernández realizó esa petición después del “doloroso esperpento” del borrado del nombre de las víctimas que se había escrito en la plaza de San Marcos en un acto para conmemorar el XV Aniversario de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, León, volvió a ser, lamentablemente noticia nacional por algo que avergüenza a la sociedad.

Argumentamos entonces que “más allá de si el borrado fue intencionado o una mera tarea de limpieza municipal, lo que dudamos según está de sucia toda la ciudad, lo evidente es la falta de compromiso del Partido Popular con las víctimas de la represión franquista. Hasta Naciones Unidas lleva años recordando al Gobierno de Mariano Rajoy su obligación de recuperar los cuerpos de los desaparecidos que están en las cunetas e instándole a cumplir su obligación de buscar a los desaparecidos y desagraviar a las víctimas y sus familias” y recordamos como afrenta a las víctimas que la vulneración del PP a la Ley de la Memoria Histórica está presente en los nombre de muchas calles del país, en la defensa de monumentos a mayor loa de los vencedores de la contienda y por supuesto en sus presupuestos.

Explicamos que desde sus primeros presupuestos que supusieron un recorte de más de 60% a la partida destinada a las ayudas y subvenciones a las asociaciones, de 6,2 millones en 2011 a sólo 2,5 millones para 2012, el PP ha ido plasmando en el BOE su negativa a recuperar y recordar a las víctimas. Desde entonces no hay partida para el cumplimiento de la Ley.

Hoy, cuando el PP quiere restar valor a la petición del cambio de callejero, santifica a los asesinos golpistas y dictadores, todo sigue vigente.