PSOE denuncia el retraso en las obras “urgentes” de la muralla de la Era del Moro

  • Diez destaca que la obra concluirá, como poco, cuatro años después de decretada la urgencia
  • El portavoz socialista realiza un balance totalmente negativo de la gestión del patrimonio por parte del alcalde

Muralla en la zona de la Era del Moro que sufrió un derrumbe en mayo de 2016.

José Antonio Diez, portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de León, denuncia el retraso en las obras “urgentes” de la muralla de la Era del Moro que no se llevarán a cabo hasta cuatro años después de decretada la necesidad de la actuación por la desidia del Equipo de Silván. Diez precisó que esta demora, unida a la caótica gestión de las obras de Santa Marina y el retraso acumulado, no solo ponen en riesgo este monumento y sus restos sino que demuestran que la preocupación del alcalde por el patrimonio es solo de boquilla.

El portavoz socialista destaca que técnicos municipales y el propio equipo de Gobierno decretaron de urgencia las obras en la muralla ante el peligro de nuevos desprendimientos pero han actuado con total desidia para ejecutar los trabajos. “Es inaudito que se califique de urgencia unas obras y llevemos casi tres años esperando la licitación de los trabajos y que tardaremos, al menos, otros 15 meses antes de ver concluidas”, precisó.

Diez destacó la falta de compromiso con el patrimonio de la ciudad del alcalde y su equipo. “A punto de cerrar mandato podemos decir que estos cuatro años han sido nefastos para el patrimonio, una única actuación en la muralla, demoras en las obras urgentes, abandono de las criptas y de la promoción específica del patrimonio y, por supuesto, deterioro y falta de restauración tanto en la muralla como en la cerca medieval”, explicó Diez.

En cuanto a la Era del Moro, Diez recordó que, desde que en mayo de 2016, se produjeron los primeros desprendimientos se ha puesto de manifiesto la incapacidad de gestión del alcalde Antonio Silván y de su equipo que han ido demorando meses y más meses la resolución del proyecto y de la adjudicación. “Tras una primera e insuficiente consolidación de la muralla, el último paso ha sido la licitación de la segunda fase de las obras con un presupuesto cercano a 1,5 millones, que viene derivado del ejercicio del 2018, lo que denota esa incapacidad manifiesta”, explicó Diez. Este proceso sitúa el plazo de ejecución en un año por lo que no estará listo hasta verano de 2020, cuatro años después de la alerta de deterioro grave.

Diez apuntó que, según los informes técnicos, “la muralla presenta grave inestabilidad con fisuras que adelantan la posibilidad de nuevos desprendimientos, con disgregación en las fábricas de la Muralla y en sus rellenos, con gran cantidad de agua acumulada que provoca empujes.  La evacuación de agua del adarve no se está produciendo correctamente, a pesar de la existencia de soleras y desagües, con importantes filtraciones entre la solera y pretiles de la zona exterior del adarve”. Además, alertan los técnicos, “en cualquier momento podrían producirse nuevos desprendimientos de materiales constructivos de la Muralla sobre la Era del Moro. Para garantizar la seguridad y la integridad del Monumento, es necesario acometer obras urgentes, para consolidar y restaurar los tramos de lienzo de Muralla que aún no han sido restaurados y en particular los que se encuentran en situación de riesgo de nuevos desprendimientos”. “Una situación que pone en grave peligro el monumento y que debería haber hecho trabajar con diligencia a los servicios municipales. Es injustificada tanta demora”, concluyó el candidato socialist