La obra de Ordoño, pese a las molestias, no modificará la movilidad ni modernizará la ciudad.

El PSOE obliga a PP y C´s a admitir que no hay ninguna razón contra la peatonalización de Ordoño

 

  • Los ediles socialistas defendieron la limitación del tráfico en la avenida y la habilitación de un carril bici con argumentos ambientales, urbanístico, económicos y sociales

  • Diez precisó que solo intereses particulares de los partidos conservadores impiden este proyecto de modernización de León

 

La peatonalización de Ordoño fue el único punto del orden día del pleno extraordinario de LeonEl Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de León forzó la convocatoria de un pleno extraordinario en el que tanto PP como Ciudadanos se vieron obligados a admitir que no hay ni un solo argumento que desaconseje la restricción del tráfico en Ordoño II y la habilitación de un carril bici bidireccional en la principal arteria de la ciudad.

Los votos favorables de PSOE, León en Común, León Despierta y UPL no fueron suficientes para cambiar el proyecto de urbanización que actualmente se está ejecutando y que, pese a suponer un coste de más de 429.000 euros, no conllevará ninguna medida de movilidad en la avenida ni en las calles adyacentes. Así tuvieron que admitirlo el alcalde y los ediles de PP y Ciudadanos que rechazaron la propuesta socialistas sin un solo argumento que desmontara la batería de razones ambientales, económicas, de movilidad y de calado social que supone la restricción del tráfico en esta calle.

José Antonio Diez argumentó, en una prolija intervención en la que recordó que la peatonalización era uno de los principales proyectos desvelados por Silván en el inicio de su mandato, que se pierde una oportunidad histórica para modernizar León y basó sus argumentos en razones e informes técnicos que avalan la peatonalización y que ya fueron recogido en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible que con estudios completísimos fue aprobado en el mandato socialista, en el año 2009

“Si los estudios de contaminación atmosférica y calidad del aire avalan, como no podría ser de otro modo, la peatonalización. Si los estudios de tráfico no la desaconsejan sino todo lo contrario, como indica la tesis elaborada por Ramiro Pérez Robles que estima que la retirada del tráfico privado de la avenida supondría la eliminación de un 20% del tráfico, unos 100 vehículos a la hora que no buscaran siquiera alternativas para su paso por la vía y recurrirán a caminar o el transporte público. Si los comerciantes de la calle, los directamente implicados, avalan mayoritariamente el corte al tráfico particular. Si los estudios económicos generales apoyan, sin condiciones las peatonalizaciones… ¿qué nos frena?”, se preguntó Diez para concluir que solo el interés particular o partidista de los partidos conservadores impiden llevar a cabo una obra que traería efectos positivos en la reducción de la contaminación atmosférica y acústica, en la modernización de la ciudad, la revitalización urbanística, arquitectónica, comercial y cultural de la avenida y en el engranaje de un nuevo eje turístico desde el Palacio de Exposiciones hasta el Casco Histórico.

La obra de Ordoño, pese a las molestias, no modificará la movilidad ni modernizará la ciudad.

La obra de Ordoño no supondrá ninguna mejora en la movilidad de la zona ni del resto de la ciudad de León.

La peatonalización de Ordoño es un proyecto de ciudad, una propuesta que, al margen de cuestiones ideológicas, beneficia a la ciudad y a los leoneses. Por ello, aquí mismo, en este debate que hemos promovido para que todos, todos, tengamos la oportunidad de pronunciarnos sobre un proyecto de ciudad, para un proyecto de futuro, para una iniciativa de movilidad sostenible, por una ciudad más cómoda, más amable y accesible, les pido a los concejales del Partido Popular y de Ciudadanos que sean valientes y apuesten por el futuro.

“Razones medioambientales, sanitarias, económicas, urbanísticas, culturales, turísticas y sociales avalan esta propuesta. Le reiteramos, de nuevo, que cuenta con el consenso mayoritario, con nuestro votos para llevar a cabo un proyecto bueno para León, un arma para cambiar el urbanismo y la movilidad de esta ciudad que tan necesitada está de cambios y revulsivos”, explicó Diez que exhortó al alcalde a no dejar “caer en saco roto nuestra propuesta. No tiene coste económico. Una correcta señalización cuando se acabe la obra servirá para transformar Ordoño y, con ello, todo el centro de la ciudad”.

“No se esconda tras el interés particular ni partidista. Mire usted, señor Silván, miren concejales de PP y Ciudadanos, por el bien común y por la transformación de la ciudad. Usted fue de los primeros en intentar convencernos que esto era bueno”, concluyó.

Finalmente los votos a favor de la peatonalización de PSOE, León en Común, León Despierta y UPL no fueron suficientes para hacer cambiar el proyecto que ahora defiende PP y Cs.