PSOE y UPL exigen un reglamento para regular el funcionamiento municipal

  • Diez y Sendino destacan la necesidad de establecer ormas concretas de seguimiento municipal para fiscalizar el cumplimiento de los proyectos y presupuestos municipales
  • Proponen plenos periódicos a modo de sesiones de control al Gobierno

Los portavoces del Grupo Socialista y de Unión del Pueblo Leonés en el Ayuntamiento de León, José Antonio Diez y Eduardo López Sendino, anunciaron hoy los trabajos para la redacción de un reglamento de funconionamiento municipal que garantice la posibilidad de acceso de los grupos a una real fiscalización del cumplimiento de los presupuestos y de los proyectos municipales de entidad. El objetivo es, explicaron, que todos los grupos puedan contar con la información necesaria y supervisar a modo de sesiones de control al gobierno la actividad del grupo o grupos gobernantes.

Los dos portavoces han destacado que “no podemos dejar la ciudad paralizada por la falta de acción del alcalde, los vaivenes del grupo Ciudadanos, y la falta de información y transparencia con el resto de la oposición. Ambos destacaron que estas circunstancias han paralizado proyectos esenciales como el Palacio de Congresos, la puesta en marcha de políticas efectivas de empleo o la solución para la Ronda Este pero también otros concebidos para la mejor calidad de vida de los leoneses como las obras de movilidad, la gratuidad del transporte  o la oposición para convocar nuevas plazas de policías o bomberos y para los servicios de limpieza que son esenciales para un oferta correcta de servicios básicos  públicos.

“Somos conscientes de los problemas internos que tiene el Partido Popular derivados de las grandes ausencias del alcalde al que, de nuevo, pedimos que elija entre ser alcalde o ser procurador y dedique sus esfuerzos a León o a su carrera. Además existen graves enfrentamientos  entre el PP y sus socios de gobierno que siguen utilizando sus cuatro votos para sus intereses partidistas”, explicaron.

Diez y Sendino precisaron que es inaceptable que Ciudadanos paralizara durante meses el proyecto de Ordoño, que todavía no conoce la oposición, o que tuviera en sus manos los presupuestos con dos meses de antelación y no los usara para mejorar la propuesta del Pp sino solo para incluir pequeños parches.

A modo de sesión de control, los representantes del PSOE y UPL, reclamaron la celebración de plenos específicos para analizar la situación de órganos que están siendo vetados por el alcalde como la Sociedad Palacio de Congresos o para conocer de primera mano la información de ejecución del presupuesto que varía en función de a qué edil o funcionario municipal realice el informe.

“La falta de mayoría absoluta de Silván así como su debilidad orgánica le han puesto en serios problemas para sacar adelante proyectos que, consideramos, esenciales para la ciudad por lo que estimamos necesario que ese consenso y transparencia que él vendió y prometió en su acceso a la Alcaldía se convierta en algo real. No podemos tener proyectos paralizados por su incapacidad para negociar o ver cómo salen al límite municipal, con sus implicaciones, sin una explicación o una compensación”,  subrayaron.

 

En cuanto a la obra de Ordoño II, tanto PSOE como UPL, defendieron la peatonalización de la calle como primer paso para su recuperación, así como la realización -en colaboración con los propietarios del aparcamiento- de los trabajos necesarios e imprescindibles en el firme. “Siempre hemos defendido esta propuesta y el alcalde miente al sostener que hemos virado en nuestra propuesta. Seguimos resaltando que la inversión prioritaria debe ejecutarse en los barrios pero también acometer aquellas obras que son una necesidad o que pueden ejecutarse con pequeño coste y alto beneficio urbanístico”, precisaron.