Archivo de la etiqueta: balance

Diez pone a Silván muchos deberes tras dos años de inacción

• El portavoz socialista recalca la necesidad de trabajar contra el paro, la despoblación y la falta de actividad económica
• El PSOE reclama un programa global de mejora de la limpieza, el mantenimiento de la ciudad y la movilidad
• Diez pide transparencia y cooperación con la oposición y tacha al alcalde de conformista

El portavoz del Grupo Municipal Socialista, José Antonio Diez, realizó hoy un balance de los dos años de gestión del alcalde en los que, precisó, Silván ha sido un alcalde ni-ni, que ni ha reivindicado, ni ha gestionado ni ha sembrado proyectos para recoger en los próximos años.
“El alcalde Antonio Silván debe realizar una ingente tarea en los dos próximos años para paliar los dos precedentes de manifiesta inactividad y nulidad en la gestión y la reivindicación es el principal objetivo que debe marcarse. Es inaudito que un alcalde que ve cómo van cayendo uno tras otros todos los proyectos para la ciudad no realice ni una sola petición y asienta sonriendo a las declaraciones que, por ejemplo, realizó el ministro de Fomento que confirman que no existe ninguna opción aún para la integración de FEVE en la ciudad, concluirán una obra y no saben cómo entraré el tren en la ciudad”, explicó Diez.
En este sentido, Diez criticó de nuevo “la última reunión de Silván con el ministro de Fomento que se limitó a venir a León no con una mochila cargada de buenas noticias, como dijo el alcalde, sino con la mochila de Dora la Exploradora, cargada de nuevas promesas que tapan las fechas que deberían haberse cumplido ya. Es lamentable que ante esto, Silván se limite a sonreír en lugar de reivindicar”, subrayó el portavoz del PSOE.
“El alcalde no ha sido reivindicativo pero tampoco ha sido un gestor. Como ya he indicado más veces, ha estado totalmente inmerso en la lucha por su carrera política y no ha sido capaz de hacer frente a ninguno de los problemas que tienen León y los leoneses: paro, despoblación y falta de actividad económica”, explicó. “Desde el PSOE le hemos ofrecido varias alternativas para la creación de puestos de trabajo pero no ha sido capaz o no ha querido luchar por estas. Torneros, la autovía León-Braganza, la puesta en marcha del CRC, el proyecto de retorno del talento, incentivos al empadronamiento son algunas de las propuestas que hemos dejado sobre su mesa, incremento del presupuesto para políticas activas de empleo –en lugar de mantenimiento del fracaso Ildefe- y él ha rechazado sin alternativas ni explicaciones”, aseguró..
Dar explicaciones es otro de los deberes que le ha puesto hoy el portavoz de la oposición al alcalde Silván de cara a los dos próximos años. “La promesa y el compromiso de transparencia se han quedado en eso, en promesa. El alcalde no lleva a los órganos de gobierno los proyectos para la ciudad antes de publicarlos, y eso genera graves problemas de información a los grupos de la oposición y, también, a los leoneses. Así le paso, por ejemplo, con la entrega de la sustitución del alumbrado a Somacyl que tuvo que ser paralizado después de su aprobación en JGL o con la cesión del campo de fútbol para la construcción de un conservatorio”.
Diez apuntó que, además de transparencia, le pedimos cooperación “ya que en estos dos años ha rechazado prácticamente todas las propuestas de la oposición y, en el caso de aceptarlas, han tardado meses en tramitarlo, como ocurrió con el transporte gratis para menores de 14 años que se ha demorado 16 meses”.
Esta transparencia se demanda con proyectos esenciales como el anuncio Proyecto León Norte. “Hemos solicitado una reunión de todos los grupos políticos para demandar información sobre las iniciativas que se van a llevar a cabo y que esperamos que tengan más enjundia que un simple parque o la sustitución de las luminarias que son los dos únicos proyectos que PP y Ciudadanos han anunciado. Nosotros demandamos que estos 14 millones que vendrán de Europa sirven para dar fin a la Ronda Interior y sobre todo para generar empleo y exigimos que la aportación del Ayuntamiento no se detraiga de otras inversiones que son imprescindibles en una ciudad que lleva 6 años sin un verdadero proyecto de mantenimientos y cuidados”, manifestó Diez.
Por último, Diez precisó que de aquí a dos años, el Partido Popular deberá realizar un plan de actuación en toda la ciudad que sufre seis años de dejación. No se ha invertido en limpieza lo necesario –ni en personal ni en material- y se ha dejado prácticamente parada la inversión, con cifras de inversión real que apenas superan el 5% del presupuesto. Cifras irrisorias. El PP nos debe dos planes de asfaltado y de aceras globales, sin parches ni recortes, que lleven a todas los barrios de la ciudad.
Asimismo es necesario aplicar el plan de movilidad porque en estos últimos seis años no se ha sumado ni un kilómetro más de carril bici y sigue sin afrontar uno de sus proyectos estrella: la peatonalización de Ordoño. Nos tememos que se va a gastar el dinero de los leoneses sin resolver esto y avanzar en movilidad. Le pedimos, además, que para mejorar el tráfico en toda la ciudad haga frente a la demanda social y al mandato plenario y resuelva el problema de los cruces de la Granja y Hospital y reivindique ya la Ronda Norte.

Silván, el alcalde ni-ni

Dos años después de su toma de posesión el balance de Antonio Silván registra un vacío total de proyectos y de defensa de la ciudad

Su gran fracaso personal, el rechazo de sus compañeros para hacerse con la presidencia del PP de la comunidad y su falta de respaldo para hacerse con la presidencia provincial, ha minimizado su fracaso como alcalde. Porque Silván ha fracasado, en dos años, como aspirante, como alcalde y, por supuesto, como procurador. Ni presidente, ni procurador, ni alcalde, ni ha sido capaz de defender León.

Como parlamentario autonómico, Antonio Silván no ha intervenido en defensa de la provincia de León en ningún pleno autonómico en el último año y ha votado con su partido en contra de los intereses leoneses en todas y cada una de las ocasiones en las que nos jugábamos algo. Ha respaldado, desde 2003, todos los presupuestos que consagran el agravio a León. Balance realizado.

Es como alcalde como requiere Antonio Silván un examen más ajustado porque se cumplen ahora los dos años desde su toma de posesión. Una toma de posesión que vino precedida, no olvidemos, por su vuelta a la ciudad tras más de una década dedicada a la política autonómica. A casi nadie se le escapó que Antonio Silván venía a León para usar la ciudad como plataforma para su carrera, y que proyecto de ciudad no tenía ninguno.

Y ahí radica la dificultad de realizar un balance de cumplimiento de su programa electoral. Imposible resulta valorar el grado de cumplimiento de la falta de iniciativas. Es imposible porque el punto de partida no es un documento de proyectos sino de intenciones y es imposible valorar, por ejemplo, el grado de cumplimiento de “reforzaremos, seguiremos colaborando, potenciaremos, impulsaremos…” No existen apenas medidas concretas en este programa que, como decíamos, no es ningún proyecto de ciudad y así queda demostrado porque después de dos años de mandato Silván está en trámite de licitar un plan estratégico para la ciudad.

El resultado del análisis global del documento con el que #SilvánporLeón concurrió a las elecciones de 2015 es demoledor porque el alcalde no ha sido capaz de llevar a cabo iniciativas importantes para la ciudad, se ha limitado a un continuar con un carril que se podía resumir en una de sus frases “garantizaremos la vigilancia constante del plan de limpieza” pero no la limpieza en sí, Y así con todos los apartados de este documento de 48 páginas.

Con el empleo como prioridad, es evidente que Antonio Silván no puede encontrarse satisfecho de su trabajo porque los resultados de creación de empleo no alcanzan ni los porcentajes autonómicos ni nacionales. León crea empleo precario, por debajo de la media del resto de la comunidad, pero reduce su tasa de actividad y su tasa de afiliación a la Seguridad Social. El resultado: menos empleados, peor pagados, más emigración y menos posibilidades de futuro.

No ha sabido el alcalde beneficiarse de la recuperación pretendida por su partido. Quizá porque ésta no es más que pretendida. Porque en nada positivo se ha plasmado estas mejores cifras macroeconómicas en la vida de los leoneses. La pérdida de población, más de 1.600 residentes en la ciudad en un año, así lo constatan.

Al realizar un barrido sobre el programa del alcalde y partiendo de esa indefinición de los proyectos, queda claro que más allá de la licitación de planes de asfaltado y aceras (donde nos debe uno pues ha licitado este año, con ocho meses de demora, el correspondiente a 2016), la obra de la avenida Astorga, el cambio del césped del campo de fútbol de Pinillla… poco puede aplicar en su haber Antonio Silván. Porque el alcalde ha dejado en el olvido los grandes proyectos: no habrá Palacio de Congresos en León, la integración ferroviaria no está clara y la entrada de la vía estrecha en la ciudad acumula tantos retrasos e indefiniciones que nadie se atreve, cumplidos cinco años de demoras, a explicar  cómo llegará el tren al centro de la ciudad, la Ciudad del Mayor sigue siendo una entelequia, y el futuro económico estará siempre lastrado por la falta de desarrollo de la plataforma logística de Torneros que como consejero torpedeó y como alcalde no defendió.

No ha sido capaz Silván de sacar adelante estos proyectos y, lo que más triste, no ha sabido desarrollar medidas mínimas que favorezcan a los leoneses. Curioso resulta que de ese documento se puedan solo extraer una decena de puntos cumplidos: la promoción del Grial –o, mejor dicho, de la que se presenta como su descubridora-, la puesta en marcha de un ¿centro de atracción de inversiones?, el apoyo al Festival de Órgano o la celebración en León de eventos deportivos de relevancia. En el tintero quedan aquellas promesas plasmadas en el papel para dar vitalidad a los mercados, hacer de León una ciudad de la Literatura o conseguir la declaración de Patrimonio de la Humanidad. Iniciativas que no murieron más allá de las puertas de Ordoño sino que no salieron del despacho de la séptima planta. Ni ventanilla única cultural, ni implantación de nuevas tecnologías en la ciudad –ni wifi, ni administración electrónica, ni gestión automatizada de la administración-, ni promoción de las fiestas tradicionales, ni transparencia, ni portal del comercio leonés,  ni mantenimiento de la ciudad, ni limpieza, ni concejo abierto…. Ni siquiera contamos con la playa fluvial o recinto acuático lúdico que prometieron Ciudadanos y PP. Por no tener no tenemos ni embajador de León ya que el único intento fue nombrar a Quini por el mérito de haber portado en un amistoso la camiseta de la Cultural. Esta es la medida.

Silván, cuya divisa de cabecera es la de “sumando esfuerzos”, sigue sumando, pero… hasta llegar a un fracaso total.

Tribuna publicada en Diario de León el 13 de junio de 2017 http://www.diariodeleon.es/noticias/opinion/silvan-alcalde-ni-ni_1167442.html

Diez destaca que no hay ninguna noticia buena para León tras cien días de gobierno de Rajoy

  • Diez reclama el impulso definitivo para las infraestructuras y el fin a los recortes en educación y sanidad
  • El portavoz socialista felicita a Silván por su nuevo cargo y le pide que lo use, este sí, para defender a los leoneses
  • Palomo destaca que la exclusión de Torneros de Conectar Europa muestra el contubernio de la Junta y el Ministerio para discriminar León

dscf2151El portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de León, José Antonio Diez, destacó que los cien días de Gobierno de Rajoy han sido totalmente inútiles para León, una continuidad de la pasada legislatura que también se cerró en negro para los intereses de los leoneses.

Diez precisó que “no ha habido ninguna medida que pueda considerarse positiva para la ciudad y la falta de presupuestos tanto del Gobierno como de la Junta sigue lastrando proyectos importantes en la ciudad, así como la incorporación de personal para la educación y la sanidad que son, en León, sectores especialmente sensibles y maltratados”.

Agregó que “no podemos considerar ningún avance el anuncio de la visita del ministro de Fomento tras decenas de visitas de su antecesora que solo consolidaron la mentira y la paralización en León. FEVE sigue paralizada en la fase fundamental del proyecto, la definición y financiación de la real entrada del tren en la estación de Matallana, y la única solución que no dan es un jardín”. “El AVE sigue esperando, desde hace dos años, el impulso definitivo para la velocidad alta y el nuevo ministro no ha dicho nada al respecto para acelerarlo sino todo lo contrario. Habla de final de 2017 como habló de final de 2015”, explicó Diez quien apuntó asimismo el vacío que sufre el Centro de Regulación y Control de la Alta Velocidad, construido desde hace años y sin ningún servicio.

El portavoz municipal recalcó también, como muestra de esta inacción popular, que “la Ciudad del Mayor sigue siendo un monumento al despilfarro y el horror que para esta provincia supone el Gobierno del PP. Una legislatura entera buscando una solución y una continuidad de décadas de agravio y desprecio.

“Por supuesto no podemos olvidar que, con los gobiernos del PP, Torneros sigue siendo el gran olvidado de los proyectos de León y ello pese a ser la única posibilidad real de crear empleo, y empleo de calidad en León. Ni podemos obviar que en 2009 se licitaba más de 5.300 millones de obra pública para la comunidad y ahora estamos en cifras de 1.300 millones, más de 700 en la provincia de León que han bajado a hora a 140 millones de euros”, explicó Diez que recordó que en estos cien días León ha ganado más de 150 parados y aunque la población disminuye, al ritmo que la población activa, hay 10.406 personas inscritas en el paro en la ciudad.

Por eso a Rajoy, desde León, tras cien días le ponemos deberes y pasan por la solución para el campo y la minería leonesa, por el impulso a las infraestructuras y, sobre todo, por decisiones estructurales que mejoren el acceso a la educación, la sanidad y el mercado laboral.

Diez aprovechó su intervención, en rueda de prensa, para felicitar al alcalde Antonio Silván por su entrada en el Comité Ejecutivo del PP. “Esperamos que la entrada de Antonio Silván como miembro del Comité Ejecutivo Nacional, un cargo más por el que le felicito, sirva para que de una vez por todas actúe como representante de todos los leoneses y sea un interlocutor con el presidente del Gobierno para arreglar los problemas y necesidades de los leoneses”.

Contubernio Junta-Ministerio

photo_2017-02-13_12-23-58El senador Graciliano Palomo calificó con un evidente suspenso este primer ciclo de Gobierno de Rajoy, que sigue sin hacer frente a los graves problemas de la provincia. No obstante, el senador leonés destacó el cambio de ciclo tras la pérdida de la mayoría absoluta y el cambio en el gobierno que está obligando a realizar el PSOE. Así precisó que se han dado pasos importantísimos como la subida del Salario Mínimo o la eliminación de las reválidas y el establecimiento de medidas contra la pobreza energética, y destacó que los socialistas han sido capaces de llegar a más acuerdos con la oposición que con el Gobierno y eso ha facilitado medidas que benefician a millones de españoles.

Palomo hizo un balance demoledor de la situación de León con este gobierno PP: sector lácteo en quiebra, minería en ruina y discriminación a León. En este sentido, recordó que, de nuevo, León quedará fuera de las ayudas europeas para financiar la plataforma intermodal de Torneros y denunció que ya ni siquiera se molestan en poner la información en la página web ministerial y solo el trabajo periodístico ha permitido conocer la exclusión.

Para el senador leonés esta exclusión muestra que existe un “contubernio de la Junta y el Gobierno para no sacar adelante Torneros” pese a que, especificó, este proyecto se planificó para llevarlo a cabo sin fondos europeos y podría hacerse así.

En tránsito a ninguna parte

 

dscf1692Entretenidos con la espera de la llegada del AVE se nos pasó 2015. Una tras otra fuimos acumulando noticias que nos hablaban de la llegada inminente de la alta velocidad y de las posibilidades de futuro que abriría. Cerraron los ojos a lo que ocurría al alrededor para focalizar en este proyecto la recuperación de una ciudad que, desde 2011, ha perdido más de 6.550 residentes.

Pusimos en el 2016 la esperanza para una recuperación que los leoneses no veíamos, ni siquiera intuíamos. Pero, a punto de cerrar 2016, confirmamos que la situación lejos de mejorar ha consolidado el tránsito a la nada cuyo inicio podríamos situar, sin duda, hace cinco años.

La falta de un proyecto de ciudad, de un director que sepa dónde quiere ir, dónde quiere llevarnos, hace que no solo perdamos el tiempo pasado sino que estemos perdiendo el futuro. Durante los doce meses que ahora cerramos poco positivo podemos decir de la evolución de León. Ni las cifras macroeconómicas, ni las microeconómicas, de las que tanto se habla para ocultar la realidad, ni la estadística más significativa dan un dato que nos permita hablar de recuperación. Centrar todo nuestro futuro en un mantra como “León está de moda” se nos antoja a todas luces insuficiente para una ciudad que debe asegurar en las infraestructuras, la logística, las tecnologías de la información y la comunicación y, claro, también en el desarrollo del sector servicios ligado a la cultura, la gastro-enología y el patrimonio su desarrollo.

Pero lo más preocupante es la conformidad con la que desde la planta de Alcaldía, desde Valladolid e, incluso, desde Madrid miran esta lenta agonía de León sin poner las medidas necesarias para pararla. No es una quimera. Existen posibilidades pero que chocan frontalmente con el modelo de desarrollo que la Junta ha plasmado en los pasados veinte años y que sigue confirmando, con cada Consejo de Gobierno, que no va a variar.

El desarrollo de León pasa, insisto con rotundidad y convicción, por el impulso logístico, por el aprovechamiento de la ubicación estratégica para convertir la ciudad en eje del corredor atlántico y del tráfico de mercancías de Galicia a la meseta, de Portugal al resto de Europa. Torneros era hace seis años y sigue siendo una de las vías, cuando no la única solución para la caída de actividad en la provincia. Y solo con actividad habrá recuperación demográfica y económica.

Cuando el Ayuntamiento de León desarrolla una iniciativa para un vivero de empresas –el enésimo- y olvida en su estudio las posibilidades de Torneros o del desarrollo logístico cierra los ojos a esa recuperación.

Quizá Antonio Silván ha pasado mucho, demasiado, tiempo en Valladolid para conocer qué y cuándo necesita León. Quizá Antonio Silván mantiene la mirada aún puesta en Valladolid para ver qué y cuándo ha de hacer por León.

No podemos, por ello, hacer un balance positivo de este su segundo año de mandato. Porque ni ha sido capaz de desarrollar un plan estratégico, ni un modelo de ciudad, ni una iniciativa para el empleo, ni implantar una medida que contribuya a minimizar los efectos de esta larga crisis que, en León, no comenzó con la caída de Lehman Brothers.

El día a día de León en este 2016 que se cierra no pasa de las pomposas fotos vacías de contenido, porque el contenido está marcado por la desidia, la dejadez de un alcalde que está, también, en tránsito. Ni una palabra en contra de la paralización de las obras de FEVE –quizá porque él es el único leonés que las ve en marcha-, del retraso en la llegada efectiva de la Alta Velocidad, el recorte de la integración, la paralización de la León-Valladolid (el tramo más largo sigue sin siquiera licitarse), el vacío del Centro de Regulación y Control de la Alta Velocidad, el cierre de la Ciudad del Mayor o la inactividad total del aeropuerto o sobre el desfase-recorte-descarte del Palacio de Congresos.

Si a todo esto sumamos la paralización total en la gestión del día a día de la ciudad, sin una obra más allá del asfaltado, podemos decir que solo con el tránsito rápido de Silván, León podrá tener un objetivo, un plan para la recuperación.