Archivo de la etiqueta: comedores escolares

Diez demanda “criterio sanitario” en la vigilancia de los comedores escolares y el cumplimiento de la legalidad

 

Una imagen de la concentración de la Felampa de León exigiendo control en los comedores escolares.

Una imagen de la concentración de la Felampa de León exigiendo control en los comedores escolares.

• El PSOE considera gravísima la actuación de la Junta con el caso de los “gorgojos” de León
• El portavoz recuerda que lleva casi un año esperando un informe sobre el control en los centros que realiza el Ayuntamiento

José Antonio Diez, portavoz socialista en el Ayuntamiento de León, demanda al Partido Popular un “criterio higiénico-sanitario” en el control de los comedores y que la vigilancia del cumplimiento de la legalidad y la normativa vigente estén por encima de los criterios economicistas, personales o partidistas.
Diez realizó estas declaraciones tras conocerse que la Junta de Castilla y León estudia retirar el servicio de suministro de comedores a Serunión por la aparición de  una tuerca en un menú escolar pero zanjará con una multa económica bastante baja la aparición de gorgojos en los menús de cinco colegios de León. “Es evidente que no existe un criterio único porque el caso de los gorgojos de León es gravísimo y, además, no es un incidente aislado. La Junta, como casi siempre, parece estar más preocupada por los negocios económicos de algunas empresas o de las consejerías más que por los escolares de León”, precisó.
Diez apuntó su esperanza en que se depuren todas las responsabilidades en el caso de los gusanos de León que él no considera cerrado con una multa económica y abogó por una revisión del caso en el Consultivo tal y como la Junta va a hacer con el contrato de la provincia de Segovia.
El portavoz del PSOE recordó que en octubre de 2014 reclamó  un informe completo de los expedientes que la Concejalía de Salubridad (antes Sanidad) del Ayuntamiento de León tuviese sobre los comedores, dado que mantiene competencias en la vigilancia de la expedición de alimentos. “El Equipo de Gobierno del PP consideró irrelevante esta situación y nunca informó ni de controles ni de medidas adoptadas tras este grave incidente”, subraya el representante socialista.
Por eso, de nuevo en este mandato, el PSOE pedirá ante la Comisión informativa correspondiente que al margen de los controles que haga o pueda hacer la Junta de Castilla  y León se lleven a cabo análisis desde el Ayuntamiento y se extremen las medidas de vigilancia en unos centros escolares de los que, precisó, el consistorio leonés es corresponsable en el mantenimiento.
Diez volvió a reclamar de nuevo la dotación de servicios de cocina en los centros escolares y exigió que sean criterios sanitarios los que primen en cualquier contrato de suministro para los niños “y no los argumentos económicos que en este caso y en tantos más prioriza el PP en sus medidas”. Asimismo Diez subrayó que los padres y madres leoneses pagan más de cuatro euros por cada comida de sus hijos en los centros escolares, “una cantidad suficiente para garantizar una calidad que, visto lo visto,  no se cumple. Y eso es solo responsabilidad del PP”.

Gusanos y mal olor

En la concentración por la seguridad en los comedores escolares celebrada ante la sede de la Delegación de Educación de León.

En la concentración por la seguridad en los comedores escolares celebrada ante la sede de la Delegación de Educación de León.

Algo huele mal con los gusanos en la comida escolar. Y ya, ocho meses después, no es la comida.

Acabado el curso, y ocho meses después de la aparición de gorgojos en los menús de los escolares leoneses y segovianos, lo que huele mal es la actuación de la Junta con la empresa que sirvió esta comida en mal estado. Sí. En mal estado. Quizá no fuera peligrosa para la salud, pero es desagradable, antihigiénica y muestra una importante falta de diligencia, cuidado y, por lo tanto, incumplimiento de un servicio que ha de tener todas las garantías sanitarias.

La Junta siempre fue tibia con la empresa. Negando primero la existencia del problema. Negando que se sirviera esa comida como atestiguaban menores, familias y educadores. Luego que fuera un problema siquiera para, posteriormente, perder las pruebas de menú que podrían confirmar qué pasó realmente. Llegó a evitar calificar los hechos como graves. Excusando y disculpando a la empresa Serunión.

Lo ocurrido ahora, con la rebaja a niveles mínimos de la cuantía de la multa, la Junta entra en una extraña connivencia con una empresa que ha incumplido varias de las condiciones por las que se les entregó en bandeja el servicio de catering para los comedores leoneses a cambio de un contrato millonario. La sanción mínima impuesta ahora demuestra que a la Junta le interesa más, protege más, a una empresa que hace negocio que a niños y niñas de nuestros colegios. Y ahí radica la gravedad de todo este asunto.

Lo he dicho en múltiples ocasiones y lo reitero ahora. La Junta –y el Ayuntamiento como garante de la comida que se expide en León- deberían haber sido vigilantes en los comedores. Y ni lo han sido ni lo son. Y ahí radica el problema. La Junta dará carpetazo a esta sanción y archivará el expediente con esta multa de 20.000 euros, peccata minuta para una empresa que solo de los castellanos y leoneses ingresa más de 10 millones de euros al año en cuotas de comedores. La Junta volverá a apostar por el negocio frente a la ciudadanía.

Esperemos que los gusanos nos hayan mostrado una lección. Esperemos que nos hayan enseñado a estar vigilantes. Pero esperemos también que esto no quede impune. Las asociaciones de madres y padres de alumnos, los sindicatos, las familias prometen batalla… y ahí nos tendrán, apoyando siempre.