Archivo de la etiqueta: Junta de Castilla y León

Diez destaca su ilusión y trabajo por el futuro de León al presentarse como candidato

Me aplicaré en ser el artífice de ese cambio, encabezando el proyecto del PSOE que será, y no lo dudéis, el proyecto de quienes creen en esta tierra y luchan a brazo partido por ella.

Diez en su presentación como candidato en la que participaron la ministra Meritxell Batet y Luis Tudanca.Decía la compañera Meritxell hace solo unos días que la despoblación es el primer reto que tenemos hoy. Es nuestro reto desde hace mucho, mucho tiempo. Hace cuatro años cuando presenté mi candidatura a la Alcaldía de León destacamos que León se estaba quedando vacío, vacío de jóvenes, de talento y de iniciativas.

Cuatro años después, cuatro años de gobierno del PP después, León se quedó también vacía de proyectos, de iniciativas y de planes.

Es por eso que hoy existen dos leones bien diferentes. El León gris y plomizo, conservador y resignado y El León de color, que lucha por su futuro, que innova, emprende y activa iniciativas.

Vosotros representáis ese León. El León para el que la lucha es el reto y el futuro el objetivo.

El León que abre un negocio, que combate por el empleo, que levanta una iglesia o que reúne a los vecinos para conseguir que, en su barrio, cada día las cosas vayan un poco mejor. El León que trabaja por mejores comunicaciones, infraestructuras o posibilidades. El León solidario. El León innovador. El León que, cada día levanta la trapa de su tienda, o el que acude a su puesto de trabajo con la fuerte convicción de que cada día sin lucha es un día perdido.

El León que no acepta quedar vacío. Ni parado. Ni postergado.

Somos ese León luchador. Todos lo somos. Luchar, ganar a la desesperanza y a la resignación es nuestro objetivo. El futuro es nuestra ilusión.

Quiero daros las gracias a todos por estar aquí, pero especialmente por estar ahí siempre. Gracias a los compañeros de partido que, desde cualquier ámbito, están luchando por León. A Meritxell, por supuesto, por su compromiso con el Gobierno de España y con mi proyecto para León. A Luis Tudanca, que liderará el cambio que tanto necesita esta comunidad. A Javier, a Tino, a aquellos a quienes la mayoría no ponen nombre pero que, desde su gran o pequeño escenario, intentan cada día mejorar las cosas.

Pero permitidme que hoy mi agradecimiento sea especial para todos aquellos que colaboráis desde fuera del partido. Gracias porque sin vosotros nada sería posible. Gracias a Javier, Juan, Manoli, a Quique, Xosepe… no quiero olvidar ni dejar a nadie pero tampoco puedo mencionaros a todos, gracias a los medios de comunicación por haber estado ahí todos estos años, recogiendo nuestras propuestas y nuestras críticas. Gracias a cada una de las asociaciones, entidades o consejo a los que representáis porque sois vosotros los que hacéis que la lucha se refleje en el cada día de los leoneses.

He querido que mi primer acto oficial como candidato aunara a representantes de todos los sectores de León porque creo que el proyecto del PSOE es, ha sido y debe ser, el proyecto de todos los leoneses. Solo desde la unión podremos llevar adelante estas iniciativas y propuestas para hacer un León mejor.

Pero también he querido que quedara patente en este acto la presencia del Gobierno de España y del secretario general del Partido Socialista de Castilla y León y candidato a la presidencia de la Junta porque es evidente que para León es esencial que tanto en Valladolid como en Madrid haya un gobierno con iniciativas para esta tierra.

Llevamos ya seis años trabajando en esta candidatura, hicimos un proyecto para León que fue respaldado por casi 16.000 leoneses y hemos trabajado desde él, con iniciativas claras que solo tenían como objetivo crear oportunidades de trabajo para nuestros jóvenes, mejores condiciones de vida para las familias y una ciudad con servicios públicos de calidad que lleguen a cada hogar y a cada barrio.

Desde nuestra posición hemos cambiado muchas cosas, fiscalizado cada euro gastado en la ciudad, promovido ayudas para las familias, en los colegios, en la reducción del IBI, en el transporte escolar, diseñado proyectos que hoy hacen reconocida esta ciudad como el Festival de Magia, el Purple o la Capitalidad Gastronómica. Desde el Gobierno central diseñamos el Inteco que ahora es referencia internacional en seguridad informática y que nos enorgullece desde el Ayuntamiento por las sinergias que ha creado para hacer de León un polo tecnológico.

Hemos luchado por una nueva movilidad, sostenible, que hiciera esta ciudad más amable.

Hemos diseñado un León de futuro siguiendo la estela del Gobierno socialista de la ciudad del que formé parte que, entre los años 2007 y 2011, plasmó una forma diferente de ver y vivir la ciudad, con ilusión y ganas de cambiar pero siempre con la referencia de nuestro pasado, de nuestro legado patrimonial, que es y sigue siendo nuestro referente. De esos años estamos especialmente orgullosos porque se diseñó una ciudad de futuro de la que habría de ramificarse las oportunidades de desarrollo.

Así se diseñó Torneros, el Palacio de Congresos y Exposiciones, el Centro de Alto Rendimiento deportivo, el Centro de Regulación y Control del AVE y se dotó de infraestructuras los barrios. Así se pusieron en marcha los centros de Armunia o Ventas Oeste, los pabellones deportivos de los colegios Luis Vives o Quevedo, el luchódromo, etc. Además desarrollamos un proyecto cultural ambicioso con el Palacio del Conde Luna en el que hoy nos encontramos como eje central, sede de la delegación europea de la Universidad de Washington. Este centro, sede también del centro del Reino de León, completaba la apuesta por el legado romano de la Casona y la muralla accesible, y el museo de las tres culturas de Puente Castro.

No olvidamos la seguridad, por supuesto, y ese periodo implementamos la Policía de Menores, que ahora acaba de recibir la Medalla al mérito policial de CyL coincidiendo con su década de funcionamiento, la videovigilancia tan importante para proteger nuestro patrimonio y hacer más seguras las calles.

No olvidamos ningún ámbito que pudiera traer futuro.
Y sobre eso quiero hablar hoy.
Sobre futuro.

Hace solo una semana miles de leoneses salimos a la calle para reivindicar un futuro para León. Una voz casi unánime por las oportunidades para esta tierra. La diferencia entre el PSOE y otros partidos es que nosotros sí creemos en el futuro. Y por él luchamos, en él trabajamos y en él confiamos.

El futuro es nuestro reto.

Nos quedan por delante unos meses ilusionantes. Unos meses para mejorar, para perfilar mejor ese proyecto de futuro que lleve al PSOE a las urnas y de ahí a la Alcaldía de León. Un proyecto que será nuestro claro compromiso con los leoneses, con su futuro, pero también con su presente.

Con iniciativas de desarrollo que garanticen que los jóvenes puedan estudiar y trabajar aquí, con iniciativas de empleo que permitan la conciliación de la vida personal y laboral; con servicios que garanticen la atención a nuestros niños y nuestros mayores; con más y mejores infraestructuras.

Con proyectos que reflejen nuestro pasado. Somos leoneses, orgullosos de serlo y de nuestro pasado.

Nuestro legado histórico, cultural y patrimonial es nuestro punto de partida como pueblo, pero también nuestra oportunidad.

La vaga memoria de Silván

A veces, de forma increíble, olvidamos cosas que han sido esenciales en nuestro pasado. A veces, ocurre por interés personal. Surge un vacío que nos lleva a “borrar” de nuestra memoria detalles que nos son incómodos.

Quizá esto sea lo que ha pasado con la vaga memoria del alcalde Antonio Silván con todo lo relacionado con el Palacio de Congresos y Exposiciones de León. Ese que iba a ser “un símbolo nuevo” e iba a contribuir –en 2011 dijo- “al desarrollo económico, turístico y social de León y de la comunidad autónoma».

2011, cuando se inauguró el primer edificio de un complejo llamado a tener tres: Palacín, Palacio de Congresos y Recinto Ferial o Palacio de Exposiciones. Dos años antes, en abril de 2009, había firmado como consejero de Fomento –cinco meses después de que hiciera lo mismo el ministro de Industria- el acuerdo para su financiación. En mayo, solo unos días después, gestionado por la Sociedad Pública Palacio de Exposiciones empezaban las obras de emergencia en el recinto de la Antigua Azucarera, obras que se desarrollaron hasta noviembre para dar paso a las de restauración que sacarían adelante el Petit Palais o Palacín, a cuya inauguración acudió Silván en marzo de 2011.

Un Silván, tan eufórico y sonriente como casi siempre, que bendijo este recinto como un símbolo nuevo.

La vaga memoria del alcalde –antes consejero- quizá le ha llevado a olvidar que fue él quien demoró la firma de las transferencias que, desde la Consejería, deberían llegar a la Sociedad para pagar las obras. Lo que ocasionó, fatalidad, retraso en las obras, reajustes en el proyectos, indemnizaciones a la empresa constructora, graves recortes y más de cuatro años de demora en el segundo edificio, Palacio de Exposiciones. Retraso que generó el descarte, a día de hoy, de la construcción del Palacio de Congresos.

Como sabemos que la memoria juega malas pasadas, a veces, sin querer y otras queriendo, le recordamos memorias de la Sociedad Palacio de Congresos, adendas de convenios publicados en el BOE para retrasar pagos y plazos, y, sobre todo, páginas y páginas de hemerotecas que revelan que esta es la verdad sobre el Palacio de Congresos de León. Decenas de audios con sus declaraciones alabando el proyecto, el convenio e, incluso, el futuro de León con su palacio.

Si no se ha construido todo el complejo,  si se ha gastado el dinero sin concluir el proyecto, si no hay para continuar es responsabilidad de Antonio Silván. Yo sí me acuerdo.

Ciudadanos, la decepción del sostén de Herrera

Os dejo la tribuna que, sobre los presupuestos de la Junta, publica hoy en sus ediciones de papel y digital Diario de León.

La llegada de nuevos partidos políticos a las Cortes de Castilla y León abrió grandes esperanzas incluso para los que, como yo, éramos muy escépticos con estas formaciones. Pensamos que la quiebra de la mayoría absoluta en el Parlamento podría hacer cambiar la deriva de un gobierno popular que, tan asentado en su cómoda atalaya de poder, dirigía esta comunidad con iniciativas injustas, desequilibrios buscados, agravios consolidados y una falta de ideas tan grave que nos lleva a un retraso de años con otras comunidades del entorno y, por supuesto, con otros territorios europeos. No son capaces de salir más allá de su despacho en Valladolid para ver cómo es esta comunidad ni qué necesita.

Quizá cuando la esperanza es grande es mayor la decepción. Pasados dos años desde esa toma de posesión nada positivo ha salido de esta entrada. Herrera sigue tan cómodo como estaba en su poltrona, esperando una jubilación que desea tanto como merece. NO porque lo haya hecho bien, sino porque está agotado como su proyecto.

Podemos irrumpió en la política autonómica sin autonomía. Marcado por la onda expansiva de Pablo Iglesias y sufriendo sus vaivenes. Iniciativas, pocas.

Pero ha sido Ciudadanos el partido que peor ha sabido utilizar el poder que le dan sus escaños y, al igual que ha pasado en el Ayuntamiento de León, se ha convertido y erigido en una mera muleta del PP. Nada queda ya de los anuncios de regeneración que el partido naranja ondeó en campaña electoral. Una tras otra han caído las presuntas condiciones sine qua non iban a apoyar a Herrera. Regeneración política, eliminación de los aforamientos, más dinero para políticas sociales y, por supuesto, acabar con los recortes en Sanidad o Educación.

Amenaza de no votar, negociación simulada, y firma y foto. Un trámite que se ha repetido ya tres veces a cambio de un apoyo que, sin duda, consideramos un regalo. Crónica de un pacto anunciado.

Cuando leo que el pacto de los presupuestos de PP y Ciudadanos garantiza los libros gratis para los niños de la comunidad desespero. El nivel de renta establecido para poder acceder a esas ayudas se sitúa en torno a los 12.000 euros, lo que en La Rioja, por ejemplo, se considera pobreza extrema. Así apenas un 10% de los niños de León reciben sus textos sin coste.  Y me irrito cuando me hablan de las mejoras en la sanidad y compruebo que la lista de espera de nuestros hospitales o especialistas, maquillada, contempla a más de 5.000 personas. Cuando Ciudadanos destaca que han logrado 500 millones de inversión más en la comunidad, busco las partidas. Son, dice Ciudadanos, partidas no específicas y, desde luego,  muy encajadas en los presupuestos, tan encajadas que nadie las encuentra.

Pero la realidad es que Castilla y León fue, en 2016, la comunidad autónoma que perdió, en términos relativos, más población -23.124 habitantes- y se convirtió en la cuarta en peores registros demográficos en términos absolutos. El año anterior la pérdida superó los 24.500. Despoblación a la que el PP, tras casi treinta años de gobierno interrumpido, sigue buscando una explicación. No hace falta ninguna comisión de estudio más, señor Herrera. Castilla y, sobre todo, León pierden población porque ustedes, desde la Junta, recortan los servicios básicos en todas las comarcas, olvidan las áreas periféricas de la comunidad y fían todo el desarrollo de la comunidad a la automoción y sus sinergias. Porque ustedes muestran una tibieza dolorosa contra el Gobierno que mató las cuencas mineras. Porque ustedes no son conscientes de que en las montañas de León no se puede cerrar un colegio más si no queremos convertirlas en el desierto más elevado del mundo. Porque ustedes, señores del PP, no han tomado ninguna medida de discriminación positiva para esas áreas de la comunidad que, aun teniendo las mejores condiciones, han sido condenadas por unas infraestructuras precarias y por una apuesta logística contra la lógica y el sentido común.

Ideológicamente entiendo que Ciudadanos, mero apéndice del PP y más tan cercano a sus postulados que se confunde e imbrica en él, apoye a Herrera. Pero les pido responsabilidad, la responsabilidad de todos los cargos institucionales para decir la verdad y evitar la demagogia.

El apoyo de Ciudadanos al PP no ha traído absolutamente nada bueno para los leoneses. Y lo veremos cuando acabe este mandato.

http://www.diariodeleon.es/noticias/opinion/ciudadanos-decepcion-sosten-herrera_1196388.html

El PSOE denuncia que León dispondrá de 1.800 plazas menos que Valladolid para el Club de los 60 y la cuarta parte de viajes desde el aeropuerto

 

  • El portavoz socialista destaca que lejos de corregir los datos, la Junta agrava la comparativa cada año
  • Diez: “Desplazar viajeros de la comunidad al aeropuerto de Valladolid sólo tiene como objetivo potenciar ese para cerrar los demás”

 

El portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de León, José Antonio Diez, destaca que “lejos de corregir los agravios con el aeropuerto y la provincia de León la Junta de Castilla y León agrava la situación con cada nueva convocatoria de viajes del Club de los 60 que se ha hecho pública y cuyos viajes comienzan en unos días”.

El portavoz subraya que en la nueva edición de viajes, que ahora se está desarrollando y se prolongará hasta otoño, la Junta ha dispuesto 1.800 plazas más para los vallisoletanos que para los leoneses pese a que la provincia de León tiene censados 10.000 mayores de 60 años más que la vallisoletana. Así los leoneses podrán optar a 4.528 plazas frente a las 6.304 de Valladolid. Además, el agravio más importante se produce en relación al aeropuerto de León que registrará un movimiento cuatro veces menor como viene ocurriendo desde que, la presión política, obligó a realizar salidas desde León.

Así, según los datos extractados del propio folleto de la Junta de Castilla y León partirán y regresarán del aeropuerto de León poco más de 2.000 pasajeros mientras que el aeropuerto de Valladolid registrará 8.200 usuarios de idea y vuelta, lo que supone cuatro veces más. “Es inconcebible que después de todas las quejas y argumentos que hemos registrado en los últimos años, la Junta siga repitiendo este agravio que perjudica gravemente a las cifras y, por lo tanto, a la viabilidad del aeropuerto de León. Desplazar viajeros de la comunidad a un único aeropuerto sólo tiene como objetivo potenciar ese para cerrar los demás”, recalca Diez.

Todos los viajes contarán con más plazas desde Valladolid, en la mayoría de los casos medio centenar de plazas más. Así ocurre con los preparados para Estados Unidos, Italia, Praga, Holanda, Noruega, Alemania, Austria o incluso para las costas españolas. “Esperamos que la Junta tenga un buen argumento para esta distribución que, para nada, tiene que ver con la población y que de nuevo parece responder a criterios políticos y económicos más que a razones lógicas”, explica José Antonio Diez.

El viaje a Noruega, por ejemplo, dispondrá de 936 plazas: 156 para León, Salamanca y Burgos, y 208 para Valladolid. De ellas 208 partirán y regresarán a León, 156 de Salamanca y 520 de Vallaodlid. “Las cifras se repiten en casi todos los viajes con salidas de los aeropuertos de la comunidad y confirman un desprecio perenne e injustificable a León”,  precisa Diez.