Archivo de la etiqueta: moción

El PSOE logra sacar adelante una enmienda para activar una comisión para la reforma constitucional

  • El portavoz socialista logró la inclusión de tres modificaciones a la moción presentada por PP y Ciudadanos
  • Tras un receso, las enmiendas socialistas fueron añadidas al texto general

El Grupo Municipal Socialista ha logrado que se modificara la moción  elaborada por el PP sobre la conmemoración del cuarenta aniversario de la Constitución incluyendo tres enmiendas, entre ellas la activación de una comisión en las Cortes para la reforma de la constitución.

El punto incluido explicita que el Ayuntamiento de León “instamos a los grupos parlamentarios de las Cortes Generales a participar activamente en la Comisión para la reforma constitucional, con el mismo espíritu abierto al diálogo y al acuerdo para el reconocimiento de nuevos derechos y LIBERTADES, el fortalecimiento del Estado social y  democrático de derecho y el perfeccionamiento de un modelo territorial QUE INCLUYA  toda la PLURALIDAD  de la realidad española de hoy, GARANTIZANDO LA IGUALDAD DE TODOS LOS CIUDADANOS”.

Además se modificaron dos puntos más, uno referido a la implicación de los gobiernos locales en los actos conmemorativos, y otro a la inclusión en los proyectos educativos que se elaboren desde el consistorio conocimientos específicos de educación para la ciudadanía, fundamentados en el espíritu de diálogo y convivencia del pacto constitucional y en los valores, principios, deberes y derechos constitucionales

La moción ratificada finalmente con el respaldo de PSOE, PP, Ciudadanos y Unión del Pueblo Leonés recoge textualmente: “El próximo año se cumplirán cuarenta años desde aquel 6 de diciembre de 1978, día en que el pueblo español, con un 88% de los votos, dio su respaldo al proyecto de Constitución aprobado por las Cortes Generales, elegidas democráticamente el 15 de junio de 1977, una fecha digna también de recuerdo, homenaje y reconocimiento. Con ejemplar responsabilidad y sentido constructivo, los españoles nos dotamos de una norma constitucional que proclama en su artículo 1 el principio fundamental de nuestro sistema de convivencia política, al afirmar que “España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político”.

La etapa vivida en nuestro país hasta llegar a ese 6 de diciembre de 1978 constituye, sin duda, una de las etapas más fascinantes de nuestra Historia contemporánea y continúa siendo, a día de hoy, referente y modelo para otros países que transitan de un régimen autoritario a una democracia sólida, basada en el imperio de la ley, la participación democrática, el pluralismo político y la defensa de los derechos fundamentales y libertades públicas.

El amplio consenso entre las fuerzas políticas de la época, tan dispares en sus planteamientos ideológicos previos, son la mejor prueba de la enorme generosidad de todos en aras a lograr el acuerdo, defender el bien común y superar los enfrentamientos del pasado, remando todos en la misma dirección, con el fin de convertir España en una democracia moderna, reconociendo además, el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre ellas, tal como proclama el artículo 2.

Los esfuerzos por buscar puntos de confluencia y la capacidad de anteponer el sentido de Estado a las legítimas aspiraciones de los partidos políticos dieron como fruto una Constitución que ha permitido a España consolidar su régimen democrático y progresar en todos los ámbitos: crecimiento económico, desarrollo social, igualdad y pluralismo.

Cuarenta años después, esos acontecimientos y la madurez democrática demostrada merecen el reconocimiento de las instituciones y aconsejan que desde el Ayuntamiento de León se impulsen y promuevan aquellos actos de homenaje que permitan a los españoles celebrar aquella fecha histórica de 1978 y transmitir a las generaciones futuras ese espíritu de acuerdo.

Recreando aquel histórico consenso pretendemos alcanzar el mayor acuerdo posible para divulgar el contenido de la Constitución y, en definitiva, rendir homenaje a quienes hicieron posible que bajo el paraguas de nuestro texto constitucional, España haya podido superar enfrentamientos, dificultades y conflictos y que hoy podamos presumir de ser una de las democracias más prósperas y asentadas de nuestro entorno.

Por todo ello,  el Ayuntamiento de León presenta la siguiente

 

RESOLUCIÓN:

1.- Su adhesión a los actos conmemorativos que están promoviendo y coordinando las Cortes Generales para la celebración el 6 de diciembre de 2018, del “Cuadragésimo Aniversario de la Constitución Española de 1978”, de acuerdo con lo acordado en la reunión de Mesas conjuntas del Congreso y del Senado el pasado 20 de septiembre de 2017.

2.- A tal fin, solicita participar en dichos actos, así como asumir el compromiso de realizar, en el uso de las competencias propias, las actividades que se consideren oportunas, buscando la participación de todos los ciudadanos.

3.- “Manifiesta también su apoyo al Gobierno de España en la celebración de esta efeméride y le requiere para que implique en el mismo a los gobiernos locales, cuya proximidad propiciará mayor implicación ciudadana en la conmemoración, y en los valores cívicos que representa, manifestando esta Diputación su disposición a participar activamente en su celebración.”

4.- Instamos a los grupos parlamentarios de las Cortes Generales a participar activamente en la Comisión para la reforma constitucional, con el mismo espíritu abierto al diálogo y al acuerdo para el reconocimiento de nuevos derechos y LIBERTADES, el fortalecimiento del Estado social y  democrático de derecho y el perfeccionamiento de un modelo territorial QUE INCLUYA  toda la PLURALIDAD  de la realidad española de hoy, GARANTIZANDO LA IGUALDAD DE TODOS LOS CIUDADANOS.

5.- El Ayuntamiento de León se compromete a incorporar en todos sus programas de naturaleza educativa, en el ámbito de la programación cultural y de servicios sociales, contenidos específicos de educación para la ciudadanía, fundamentados en el espíritu de diálogo y convivencia del pacto constitucional y en los valores, principios, deberes y derechos constitucionales.

6.- Dar traslado de estos acuerdos a las Mesas del Congreso y del Senado, y a la Presidencia y Vicepresidencia del Gobierno.

 

 

El PSOE logra el apoyo del pleno municipal a su plan del retorno de los leoneses emigrados

El Grupo Municipal Socialista ha logrado el apoyo del Pleno Municipal a su plan para el retorno del talento por lo que el Ayuntamiento de León dispondrá el año que viene de ayudas especiales para leoneses emigrados que deseen retornar y para las empresas que formalicen contratos indefinidos a estos retornados.

El portavoz José Antonio Diez ha destacado la importancia de este plan, que debe dotarse con no menos de 400.000 euros en el Presupuestos Municipal, para frenar uno delos más graves problemas que tiene León, la pérdida de población.

A continuación os adjuntamos la intervención completa de José Antonio Diez en el pleno ordinario celebrada esta mañana:

“Les voy a ofrecer una serie de datos, pero antes les voy a pedir un ejercicio de imaginación. Quiero que intenten poner nombre, rostro, a estos números que yo les voy a dar. Porque cada uno de nosotros, estoy seguro, podemos poner una historia tras cada uno de estos datos.

Todas las cifras que voy a ir desgranando aquí, proceden de datos oficiales. Del Instituto Nacional de Estadística, de la Junta de Castilla y León, del censo, del padrón, de la Universidad. Son datos que revelan una triste realidad, quizá un de las más tristes de León. Cada año, la provincia de León pierde casi 5.000 habitantes; nuestra ciudad más de 1.500.

Así, el envejecimiento de la población ha hecho que León tenga, desde hace casi un lustro, más mayores de 65 años que menores de 18.

Ayer mismo hemos conocido la última Encuesta de Población Activa, esa que dice que en León hay, ahora, 170.000 ocupados, que nuestra tasa de actividad está nueve puntos por debajo de la media. Pero es que hace que en el mayo pasado, los sindicatos nos ofrecieron una cifra de 204.000 ocupados, 11.000 menos que hace una década. Hemos perdido más de 40.000 ocupados en poco más de diez años.

Más de 12.000 jóvenes habían abandonado la provincia de León en los años más duros de la crisis. Ahora, por supuesto, esta cifra es superior. Se estima en más de 15.000 los emigrados por razones económicas. Jóvenes leoneses, a muchos de los cuales ponemos cara e historia cada uno de nosotros, que tras formarse han tenido que irse a otros países, a otras comunidades autónomas para tener un trabajo, si es posible en “lo suyo” sino en lo que sea. Porque en León, la tasa de empleo es del 40%, una de las más bajas de Europa y nuestra tasa de actividad es, por la cola, la segunda de España.

Tras estos números hay familias divididas, hijos veinteañeros alejados de sus padres, desarraigados, niños que crecerán en otros países y tendrán de León solo fotos y recuerdos, investigadores, innovadores, emprendedores que desearían formar un futuro en León y que están a miles de kilómetros.

Quizá muchos de ellos tienen amplitud de mira e inquietudes. Quizá tenga razón el ministro de Exteriores. Sí señor Dastis, quizá sean aventureros. Pero seguro que entre estos miles de jóvenes hay decenas, cientos que quieren volver.

Y hacia ellos va dirigida esta moción y esta propuesta.  A los jóvenes, a las familias que desean regresar a León, cimentar el futuro sobre sus raíces y que no lo hacen únicamente por razones económicas y laborales. Quizá a muchos les haya ido bien y estén encantado “conociendo el mundo”, leoneses por el mundo con la bandera del León rampante como orgullo.

Nos podemos, no obstante, poner en el lugar de aquellos que quieren volver y no hallan ningún incentivo para regresar. Para aquellos a los que todo se pone cuesta arriba. Y para ellos va nuestra propuesta. Porque, a la larga, quienes ganamos somos nosotros. Y además de solidarios, en este caso podemos ser egoístas. Todos ganamos con su vuelta.

Y me sorprende que algunos grupos aquí representados se muestren tan reacios a la vuelta de estos leoneses alegando que no se pueden dar ayudas a empresarios o multinacionales. Se puede, y se debe, dar ayudas a cualquiera que en León cree, genere o mantenga un puesto de trabajo. Porque no estamos para elegir. Porque parar nuestra sangría laboral y demográfica es esencial, prioritario y urgente.

Por ello, señor alcalde, señores concejales de todos los grupos de la corporación, pedimos partidas específicas en el presupuesto municipal del próximo año que garantice ayudas para quienes quieren regresar. Ayudas a las empresas que están dispuestas a formalizar contratos fijos a quienes lleven años lejos de León y quieran volver, ayudas para el alquiler, el empadronamiento, la búsqueda de colegio, ayudas para poner en marcha su propia iniciativa emprendedora.

Hay más de 2,4 millones de españoles que residen en el extranjero, más de un millón de ellos son jóvenes, dicen las estadísticas del INE.  Algunos hablan de esa cifra multiplicada por cuatro o cinco. El propio Ministerio de Exteriores eleva el número pues algunos no han formalizado su baja en el censo de su localidad natal. La Junta de Castilla y León admite que 166.000 personas, el 21% de la población residente en el extranjero, son jóvenes y establece ayudas de hasta 3.000 euros para su retorno. Hasta una cuantía de 72.000. Es decir, posibilitaría la vuelta de una veintena, una treintena de jóvenes al año.

Más de 50.000 leoneses viven en el extranjero, más de 12.000 de ellos están inscritos para votar en la capital, una ciudad que ha perdido 7.800 residentes en siete años… Datos, rostros, historias que justifican la aprobación unánime de esta moción, y la puesta en marcha inmediata de las medidas técnicas y económicas para aprobar una partida de no menos de 400.000 euros para el retorno de los leoneses que deseen volver.

 

Se les rompe España mientras hacen añicos León

http://www.diariodeleon.es/noticias/opinion/rompe-espana-mientras-hacen-anicos-leon_1179621.html

La cantinela que el Partido Popular repite desde hace años, “Se nos rompe España”, le has conferido un importante rédito electoral. Quizá no tanto por sus resultados positivos sino por los efectos colaterales que ha acarreado. Centrados todos en el tema catalán vamos olvidando que, por primera vez en la historia, un presidente declaraba en la Audiencia Nacional por la  corrupción de su partido, por la financiación ilegal del partido que sostiene el gobierno en España, Castilla y León y León.

No podemos obviar que nuestra democracia sufre una importante crisis institucional causada, entre otras cosas, por las tensiones territoriales a las que, de una parte, nos ha llevado el inmovilismo estéril y la incapacidad para el diálogo de algunos responsables institucionales y, de otra, los embates soberanistas al margen de la Constitución y la ley, que han venido a poner en cuestión la unidad de España, cerrando los ojos, en ambos casos, a la realidad y a las posibilidades de una reforma bien pactada con la necesaria profundidad democrática.  Es evidente que debemos estar firmes en la defensa de la legalidad y de la Carta Magna. Y, ahí, el PSOE ha dado siempre una lección. Sin búsqueda de intereses partidistas y teniendo clara la hoja de ruta.

Pero ese inmovilismo se ha intentado tapar con maniobras desconcertantes y con juegos de despiste. Por todo ello, ya no sorprende que el Partido Popular haya querido trasladar el problema nacional a todos y cada uno de los ayuntamientos de nuestro país. La resolución o el agravamiento de este desafío, pasa, sin duda, por la decisión que tome el Gobierno de Mariano Rajoy aunque debería estar sujeta a un debate sosegado en las Cortes.

Más asombra que en el mismo seno de esos ayuntamientos, el alcalde se niegue al debate de cuestiones tan esenciales como la movilidad en el municipio o la reclamación de una deuda millonaria pero ampare e incentive un debate sobre el desafío soberanista y una declaración –y van dos en este mandato- sobre la unidad de España.

Quizá extraña menos si pensamos que ese mismo alcalde está más preocupado por lo que ocurre a la ribera del Pisuerga que del Torío.

Poner una cortina de humo sobre lo que interesa es lo que Silván hizo el viernes 28, en el último pleno municipal. Se negó, con sus votos y los de Ciudadanos, a debatir una moción presentada por los grupos socialista y leonesista para analizar cómo debe abordarse la obra de Ordoño II. ¿Hay que reclamar ya a la empresa concesionaria del parking que haga las obras que debe, que pague su deuda –que supera el millón y medio de euros- a los leoneses? ¿Hay que peatonalizar esta vía o adecentarla con 599.000 euros sin hacer frente a los problemas de movilidad? Silván es el mayor ejemplo de contradicción entre lo que hace y lo que pregona. Pocos representantes tan ajenos al diálogo con la oposición y, sin embargo, tan reiterativos en presumir de consenso y transparencia.

Negó ese debate como niega al pleno la discusión y aprobación de los convenios que suscribe el ayuntamiento o de las obras que licita. Mientras, pretende entretenernos con el debate de la ruptura de España.

Que nadie dude que el PSOE siempre estará en la defensa de la legalidad y la Constitución, y contra cualquier intento de romperla. Somos conscientes de que frente al desafío independentista se debe contar con la unidad y la coordinación de las fuerzas constitucionalistas. Rechazamos por tanto, el referéndum ilegal planteado por el gobierno catalán, y reiteramos que sin respeto a la Ley no hay democracia.

Esta expresión de apoyo del PSOE a la Constitución y a la defensa de legalidad ha quedado constatada desde su promulgación pero también ante los últimos ataques a la Carta Magna. No queda, por ello, ninguna duda de nuestro respaldo, como partido político, al fondo de esta cuestión.

No obstante, los representantes del PSOE nos abstuvimos de una moción del PP contra la convocatoria (aún no hecha) de un referéndum en Cataluña y el respaldo a las instituciones para hacer cumplir la Constitución. Solo faltaba que no apoyáramos la Carta Magna. No hay que recordarlo cada día. Lo prometimos al jurar nuestros cargos de ediles. Pero traer al consistorio de León esta moción se trata de una cuestión fuera de lugar. Porque los partidos representados en el pleno municipal están defendiendo donde corresponde estos principios y porque no nos pertenece a nosotros, como representantes municipales, abordar temas que exceden nuestras competencias y, también, nuestro ámbito de actuación.

De nada sirve el respaldo o el rechazo a la votación que ahí realicemos ya que carecemos de posibilidades de hacer nada frente a temas como la convocatoria de un referéndum en otro territorio. Quizá el debate y los argumentos serían otros si lo que debatiéramos fuera el futuro de León como comunidad uniprovincial o, sin llegar a tanto, el desarrollo de León dentro del –a nuestro juicio- desequilibrado impulso autonómico.

Y aquí quiero recalcar que, de la responsabilidad de todos los grupos municipales, comencemos a efectuar un uso más racional de la posibilidad de la moción cuando el articulado de la misma exceda el ámbito competencial del propio Ayuntamiento y el ámbito territorial del municipio al que representamos. La aprobación de mociones no ha dado, desde luego, los frutos esperados pues no hemos sido capaces de ejecutar ni siquiera aquellas para cuya ejecución no dependíamos de nadie. Y ahí le recuerdo, señor Silván, su obligación de cumplir el mandato plenario manifestado en estas mociones.

Por ello, asumo y propongo al resto de los grupos que atendamos a la lógica y la responsabilidad y no llevemos al pleno requerimientos sobre asuntos que no nos competen y, sobre todo, sobre los que no tenemos ninguna capacidad de decisión.

Representemos a nuestros vecinos en aquello para lo que nos han elegido, la gestión municipal y la mejora de las condiciones de vida y de futuro, pero dejemos de enarbolar otras banderas que ellos no nos han dado ni nos han pedido que portemos.

 

 

 

 

El Pleno reclama la reapertura de la Ruta Vía de la Plata instado por PSOE y UPL

El Ayuntamiento de León ha aprobado hoy, por unanimidad, la moción conjunta del Grupo Socialista y Unión del Pueblo Leonés por la que se insta a que el consistorio leonés, “reconociendo el valor de la Vía Ferroviaria de la Ruta de la Plata, inste al Gobierno Central, a través del Ministerio de Fomento, así como a la Junta de Castilla y León, para que inicien los trámites oportunos para que en el plazo más breve posible se produzca la reapertura de la línea ferroviaria de la Ruta de la Plata con las frecuencias y servicios necesarios”.

La moción destaca que la ubicación de la Región Leonesa dentro de la península Ibérica supone una importante situación geoestratégica, concretamente en el noroeste peninsular, constituyendo ésta un paso obligado de norte a sur y de este a oeste para conexionar diversas regiones e incluso con el país vecino de Portugal, siendo por tanto una importante zona de paso.

Así se entendió con la construcción del Ferrocarril Ruta de la Plata que entre 1897 y 1984 mantuvo unida la Región Leonesa en plena conexión con Portugal, Galicia, Asturias, Castilla y Extremadura. El cierre de esta ruta ferroviaria, coincidiendo prácticamente con la creación de esta comunidad autónoma, fue sinónimo de despoblación, estancamiento económico y una crisis permanente que nuestra tierra vive desde hace más de tres décadas. Unas carencias que no solo han afectado a la Región Leonesa, sino también a todas las regiones limítrofes que vertebraba este nudo de comunicación.

Si queremos que nuestra región vuelva a ser próspera, que haya nuevas empresas, que baje el paro, que se conserve nuestro patrimonio, y lo más importante, que nuestra gente no se vea obligada a emigrar, es fundamental contar con unas buenas conexiones ferroviarias y no sólo con y a través de Madrid, sino también que estas conexiones deben permitir la vertebración interregional entre regiones periféricas para conseguir estar bien conectados en un mundo cada vez más global y competitivo.

Por ello entendemos que para el correcto desarrollo de nuestra tierra la reapertura del Ferrocarril Ruta de la Plata ha de ser una prioridad, ya que supondrá una forma de poner en valor las regiones periféricas que en caso contrario se ven obligadas a largos recorridos para mantener la conexión entre ellas. Retomar esta infraestructura supondría que no solo las localidades actualmente sin conexión ferroviaria o conexión deficiente lograrían tener una vía alternativa, sino también permitiría la reactivación económica en zonas actualmente deprimidas y condenadas al ostracismo, que verían la oportunidad de una apertura de sus productos a un mercado más amplio, con todo lo que ello conllevaría de mejora para la despoblación y el empleo”.