Archivo de la etiqueta: proyecto

León tiene futuro, pese al PP

Su pasado marcado por una larga lista de agravios por parte de la Junta de Castilla y León que ha priorizado siempre un desarrollo asimétrico de la comunidad, su presente marcado por una larga lista de estadísticas negativas en cuanto a empleo, demografía y actividad y ese desencanto leonés que también expresaron los Panero y que tan bien define al leonés noble y sincero, pero un poco taciturno, llevaron un día a Silván a pensar que cualquier cosa valía para asentarse en una ciudad a la que llegó castigado y en la que se mantiene como segundo plato de una lucha por su carrera que descarriló en manos del aparato del PP, del que tanto se sirvió él.

El desencanto, pensaba, serviría para conformar a los leoneses. Lo sabía él bien porque venía de doce años de la Junta. Y por eso, no le importó llevar a la ciudad al letargo. Ni una iniciativa pionera en casi cuatro años de mandato, ni un proyecto original, ni un plan de ciudad -pagamos uno plagiado-, ni una obra iniciada pesarán en su haber cuando se vaya. Le recordaremos por hacer fracasar proyectos esenciales como el Palacio de Congresos de León, la modernización de Ordoño o la conservación de la Plaza del Grano. Por haber acabado convirtiendo en poco más que un mes de la cecina un proyecto tan especial y tan abiertamente explotable como la Capitalidad Gastronómica. Un proyecto fracasado por la falta de ambición de una alcalde que tuvo la desfachatez de recoger una medallita por un evento que llamado a ser el revulsivo turístico de la ciudad se ha cerrado con menos visitantes que en años anteriores y con cifras de viajeros y pernoctaciones que sitúan a León por debajo de la media nacional, y autonómica.

Le recordaremos por su colaboración con la Junta para llevar el Conservatorio a los bajos del Campo de Fútbol y su silencio ante el retraso en la construcción de un centro nuevo; por sus escándalos en las contrataciones, sus licitaciones paralizadas una y otra vez por el Consultivo o el Tarcyl, por su nula reivindicación a ese agravio perenne en la Junta con la Educación, la Sanidad o la conservación del Patrimonio….

Le recordamos que es procurador y que ha intervenido tres veces en las Cortes en tres años.

Le recordaremos por sus vaivenes derivados de su falta de diálogo y consenso de una oposición a la que casi en ocasiones despreció aliado a sus socios de Ciudadanos. Apenas una decena de propuestas del resto de los grupos fueron aprobadas y sólo un par de ellas ejecutadas pese al consenso que las amparó.

Pero, como decían los Panero, quizá “el fracaso es la más resplandeciente victoria”. Quizá el fracaso como gestor de Silván y su continuidad sean una su batalla ganada o quizá su fracaso personal sea la mejor victoria para unos miles de leoneses que creemos que sí, que León tiene futuro, pese al PP.

León tiene un futuro que ha de cimentarse en cuatro sectores básicos: el logístico, el bio-tecnológico, el educativo y, cómo no, el cultural-turístico.  La ubicación estratégica en el mapa nacional, el cruce de caminos que siempre ha sido León, ha de aprovecharse para el desarrollo económico y solo la ceguera selectiva de la Junta ha impedido que así fuera. El desarrollo logístico del Noroeste, la salida al mar de la Meseta, las comunicaciones con y hacia Portugal pasan necesariamente por León y ahí es donde la capital ha de hacerse fuerte. Reitero que solo desarrollando el proyecto de la plataforma logística de Torneros, León tendría abierta la posibilidad de empleo y desarrollo que tanto necesita. (Silván lo sabía y por eso, siendo consejero, diseñó un mapa logístico que priorizaba el eje Burgos-Palencia y Valladolid que aún sufrimos).

Agarrados a la Universidad, el Incibe y las empresas de un sector tecnológico y biosanitario hallaremos también la respuesta a la creación de empleo, empleo de calidad que genera asentamiento poblacional y actividad económica.

La Universidad es hoy el referente para 13.000 jóvenes pero puede, y debe, ser más grande. Un desarrollo coordinado con el resto de las administraciones, un mapa de titulaciones acorde a las posibilidades del Campus leonés y a las nuevas demandas laborales hacen esta institución la base de cualquier proyecto de ciudad. No podemos vivir ajenos a ella, espalda con espalda, como hemos hecho estos últimos años.

Por último, a nadie se le escapa que el pasado bimilenario de la ciudad, su legado histórico, patrimonial, artístico y cultural, unidos a una gastronomía y una enología del máximo nivel nos dan el eje de desarrollo del sector servicios.

El plan estratégico de una ciudad no puede plagiarse ni inspirarse siquiera, en otras ciudades; Hay que desarrollarlo con apego y con amor a esta tierra. Ese apego y ese amor que nace de un conocimiento integral y de una fuerte ilusión por el futuro. Desde el PSOE lo tenemos, llevamos años trabajando en ello. Nunca una ciudad ha recibido tanta inversión como cuando el PSOE ha gestionado las instituciones. Nunca se han desarrollado ni fraguado tantos proyectos de futuro como en los años de gobierno socialista, el Incibe, la llegada del AVE y la construcción del Centro de Regulación y Control ferroviario, el Centro de Alto Rendimiento, la llegada de la Universidad de Washington y del Instituto Confucio, la Ciudad del Mayor, los polideportivos de Quevedo o Luis Vives, los centros sociales de Ventas o La Asunción, o el propio Palacio de Congresos y Exposiciones se pusieron en marcha o desarrollaron en esos años. Sí, en plena crisis se adelantaron obras que fueron paradas luego por el PP.

Y se confirma que si se quiere, se puede.

El PSOE quiere y puede, vamos a por ello.

 

 

Tribuna publicada en Diario de León el 30 de diciembre de 2018.

https://www.diariodeleon.es/noticias/opinion/leon-tiene-futuro-pese-pp_1303140.html

Diez destaca su ilusión y trabajo por el futuro de León al presentarse como candidato

Me aplicaré en ser el artífice de ese cambio, encabezando el proyecto del PSOE que será, y no lo dudéis, el proyecto de quienes creen en esta tierra y luchan a brazo partido por ella.

Diez en su presentación como candidato en la que participaron la ministra Meritxell Batet y Luis Tudanca.Decía la compañera Meritxell hace solo unos días que la despoblación es el primer reto que tenemos hoy. Es nuestro reto desde hace mucho, mucho tiempo. Hace cuatro años cuando presenté mi candidatura a la Alcaldía de León destacamos que León se estaba quedando vacío, vacío de jóvenes, de talento y de iniciativas.

Cuatro años después, cuatro años de gobierno del PP después, León se quedó también vacía de proyectos, de iniciativas y de planes.

Es por eso que hoy existen dos leones bien diferentes. El León gris y plomizo, conservador y resignado y El León de color, que lucha por su futuro, que innova, emprende y activa iniciativas.

Vosotros representáis ese León. El León para el que la lucha es el reto y el futuro el objetivo.

El León que abre un negocio, que combate por el empleo, que levanta una iglesia o que reúne a los vecinos para conseguir que, en su barrio, cada día las cosas vayan un poco mejor. El León que trabaja por mejores comunicaciones, infraestructuras o posibilidades. El León solidario. El León innovador. El León que, cada día levanta la trapa de su tienda, o el que acude a su puesto de trabajo con la fuerte convicción de que cada día sin lucha es un día perdido.

El León que no acepta quedar vacío. Ni parado. Ni postergado.

Somos ese León luchador. Todos lo somos. Luchar, ganar a la desesperanza y a la resignación es nuestro objetivo. El futuro es nuestra ilusión.

Quiero daros las gracias a todos por estar aquí, pero especialmente por estar ahí siempre. Gracias a los compañeros de partido que, desde cualquier ámbito, están luchando por León. A Meritxell, por supuesto, por su compromiso con el Gobierno de España y con mi proyecto para León. A Luis Tudanca, que liderará el cambio que tanto necesita esta comunidad. A Javier, a Tino, a aquellos a quienes la mayoría no ponen nombre pero que, desde su gran o pequeño escenario, intentan cada día mejorar las cosas.

Pero permitidme que hoy mi agradecimiento sea especial para todos aquellos que colaboráis desde fuera del partido. Gracias porque sin vosotros nada sería posible. Gracias a Javier, Juan, Manoli, a Quique, Xosepe… no quiero olvidar ni dejar a nadie pero tampoco puedo mencionaros a todos, gracias a los medios de comunicación por haber estado ahí todos estos años, recogiendo nuestras propuestas y nuestras críticas. Gracias a cada una de las asociaciones, entidades o consejo a los que representáis porque sois vosotros los que hacéis que la lucha se refleje en el cada día de los leoneses.

He querido que mi primer acto oficial como candidato aunara a representantes de todos los sectores de León porque creo que el proyecto del PSOE es, ha sido y debe ser, el proyecto de todos los leoneses. Solo desde la unión podremos llevar adelante estas iniciativas y propuestas para hacer un León mejor.

Pero también he querido que quedara patente en este acto la presencia del Gobierno de España y del secretario general del Partido Socialista de Castilla y León y candidato a la presidencia de la Junta porque es evidente que para León es esencial que tanto en Valladolid como en Madrid haya un gobierno con iniciativas para esta tierra.

Llevamos ya seis años trabajando en esta candidatura, hicimos un proyecto para León que fue respaldado por casi 16.000 leoneses y hemos trabajado desde él, con iniciativas claras que solo tenían como objetivo crear oportunidades de trabajo para nuestros jóvenes, mejores condiciones de vida para las familias y una ciudad con servicios públicos de calidad que lleguen a cada hogar y a cada barrio.

Desde nuestra posición hemos cambiado muchas cosas, fiscalizado cada euro gastado en la ciudad, promovido ayudas para las familias, en los colegios, en la reducción del IBI, en el transporte escolar, diseñado proyectos que hoy hacen reconocida esta ciudad como el Festival de Magia, el Purple o la Capitalidad Gastronómica. Desde el Gobierno central diseñamos el Inteco que ahora es referencia internacional en seguridad informática y que nos enorgullece desde el Ayuntamiento por las sinergias que ha creado para hacer de León un polo tecnológico.

Hemos luchado por una nueva movilidad, sostenible, que hiciera esta ciudad más amable.

Hemos diseñado un León de futuro siguiendo la estela del Gobierno socialista de la ciudad del que formé parte que, entre los años 2007 y 2011, plasmó una forma diferente de ver y vivir la ciudad, con ilusión y ganas de cambiar pero siempre con la referencia de nuestro pasado, de nuestro legado patrimonial, que es y sigue siendo nuestro referente. De esos años estamos especialmente orgullosos porque se diseñó una ciudad de futuro de la que habría de ramificarse las oportunidades de desarrollo.

Así se diseñó Torneros, el Palacio de Congresos y Exposiciones, el Centro de Alto Rendimiento deportivo, el Centro de Regulación y Control del AVE y se dotó de infraestructuras los barrios. Así se pusieron en marcha los centros de Armunia o Ventas Oeste, los pabellones deportivos de los colegios Luis Vives o Quevedo, el luchódromo, etc. Además desarrollamos un proyecto cultural ambicioso con el Palacio del Conde Luna en el que hoy nos encontramos como eje central, sede de la delegación europea de la Universidad de Washington. Este centro, sede también del centro del Reino de León, completaba la apuesta por el legado romano de la Casona y la muralla accesible, y el museo de las tres culturas de Puente Castro.

No olvidamos la seguridad, por supuesto, y ese periodo implementamos la Policía de Menores, que ahora acaba de recibir la Medalla al mérito policial de CyL coincidiendo con su década de funcionamiento, la videovigilancia tan importante para proteger nuestro patrimonio y hacer más seguras las calles.

No olvidamos ningún ámbito que pudiera traer futuro.
Y sobre eso quiero hablar hoy.
Sobre futuro.

Hace solo una semana miles de leoneses salimos a la calle para reivindicar un futuro para León. Una voz casi unánime por las oportunidades para esta tierra. La diferencia entre el PSOE y otros partidos es que nosotros sí creemos en el futuro. Y por él luchamos, en él trabajamos y en él confiamos.

El futuro es nuestro reto.

Nos quedan por delante unos meses ilusionantes. Unos meses para mejorar, para perfilar mejor ese proyecto de futuro que lleve al PSOE a las urnas y de ahí a la Alcaldía de León. Un proyecto que será nuestro claro compromiso con los leoneses, con su futuro, pero también con su presente.

Con iniciativas de desarrollo que garanticen que los jóvenes puedan estudiar y trabajar aquí, con iniciativas de empleo que permitan la conciliación de la vida personal y laboral; con servicios que garanticen la atención a nuestros niños y nuestros mayores; con más y mejores infraestructuras.

Con proyectos que reflejen nuestro pasado. Somos leoneses, orgullosos de serlo y de nuestro pasado.

Nuestro legado histórico, cultural y patrimonial es nuestro punto de partida como pueblo, pero también nuestra oportunidad.

Diez remite un programa con más de 150 medidas a la militancia

El candidato a la Secretaría General del PSOE destaca la necesidad de un plan para afrontar el envejecimiento y mejorar los servicios públicos en los municipios

Diez destaca el sector primario, el logístico y el medio natural como yacimientos de empleo y desarrollo

 

 

José Antonio Diez, candidato a la Secretaría General del PSOE de León, ha remitido un programa con más de 150 propuestas para León y para el partido socialista leonés que espera sirvan de guía de actuación para los cargos institucionales y orgánicos del PSOE.

 

El programa -explica Diez- es una recopilación de propuestas de trabajo elaboradas por militantes de agrupaciones de toda la provincia, cargos públicos y orgánico que han analizado los principales problemas de León y plantean soluciones a corto, medio y largo plazo. “Es una guía de trabajo abioerta que debe completarse, y así se está haciendo, en las reuniones que estamos manteniendo con la militancia pero que sirve de base para todo nuestro proyectos que, como he dicho, parte de hacer un PSOE fuerte, con ideas y propuestas, para revertir la situación de León”, explica Diez.

El programa se estructura en dos grandes bloques, un proyecto para León y un proyecto para el PSOE, que plantea medidas para hacer el partido más participativo a toda la militancia, más ajustado a la sociedad abierta actual y que trata de establecer medidas de control de la gestión y de transparencia en la misma que eviten distorsiones como las que han podido producirse en el pasado. “Todos los cargos institucionales y orgánicos deberán rendir cuenta periódicamente de su actuación y será imprescindible informar a la militancia de el trabajo que se realiza tanto en las comisiones ejecutivas como en los comités. Por otro lado, se trata de conseguir que cada militante esté implicado en la toma de decisiones importantes que afecten al partido y a su acción de gobierno u oposición”, recalca Diez.

El programa para León se estructura en torno a una veintena de ejes que van desde el sostenimiento y mejora de los servicios públicos hasta la apertura de nuevos yacimientos de empleo con una decidida apuesta por la asistencia en el medio rural. “Es inconcebible que una provincia estratégicamente ubicada, con riqueza patrimonial, historico-artística y natural como la que tiene León no haya podido hacer de estos valores una fuente de ingresos, y eso se debe a la falta de compromiso del PP que durante décadas ha gobernado en la administración autonómica y en la Diputación de León. Podemos hacer revertir las cifras de pérdida de población de la provincia pero eso pasa por crear y favorecer nuevos ejes de desarrollo basados en la logística, en el medio natural, en una apuesta decidida por los sectores primarios y, cómo no, por una atención puntual a las necesidades de cada comarca”, recalca el candidato.

Diez precisa que se apuntan proyecto esenciales como un Plan de Atención al Envejecimiento porque no se puede dar la espalda a la realidad de una provincia que tiene un densidad de población baja y muchas carencias en los servicios esenciales en los pueblos.

Además, este completo proyecto aborda demandas en infraestructuras, iniciativas como la discriminación positiva para el establecimiento de empresas en municipios de poca población o destaca la necesidad de acomodar la evolución de la Universidad a la realidad económica y laboral de la provincia.

José Antonio Diez remitió ayer este programa a los más de 3.000 militantes del PSOE de León que el día 12 deberán elegir el secretario general del PSOE exhortándoles a completar el proyecto que él mismo está ajustando en las reuniones que mantiene en las distintas agrupaciones de la provincia y que ayer se celebraron en Cacabelos, Fabero o Villablino.

 

En la libreta del alcalde

jadiez

  • 1. La central de biomasa de Cantamilanos
  • 2. La llegada de FEVE
  • 3. La limpieza
  • 4. Los ruidos en el centro
  • 5. Los colegios destrozados
  • Los servicios de la Lastra, la rotonda de Puente Castro, los ríos sucios y descuidados, los solares sin cuidados, los jardines desatendidos, los rotos juegos infantiles, las bicis destrozadas, los carriles sin continuidad, las bombillas fundidas, los baches, la frecuencia de los autobuses…. El proyecto de ciudad.

Sirva esta introducción a modo de reflejo de lo que puede ser la libreta azul PP de Antonio Silván. Porque el alcalde Antonio Silván escenificó el pasado martes la visita a los barrios. Escenificó que no visitó. Armado con una libreta, el alcalde fue apuntado lo que querían decirle aquellas asociaciones de vecinos previamente citadas por su gabinete, que respondía así a nuestras críticas por el incumplimiento de sus proyectos de participación ciudadana.

En esa libreta deben figurar ya las decenas de quejas presentadas por las asociaciones vecinales por algo tan esencial como su falta de diálogo con él mismo. Él, el alcalde, debe saber que durante el último año se ha negado a recibir en numerosas ocasiones a los representantes de los vecinos de Cantamilanos que le exigen que no haga la central de biomasa en su barrio, como antes, durante meses también, le pidieron los vecinos de Eras.

Se ha negado a sentarse con los vecinos que exigen, tras años de paralización, una solución para la llegada del tren de FEVE. Esos mismos vecinos que salieron a la calle para exigirlo, un día en el que él debía haber dejado la libreta en su cajón de los asuntos de campaña.

Se ha negado a dar una solución a las quejas por los problemas de asfaltado, de jardines, de limpieza, de pintadas, de falta de mobiliario urbano, de solares selváticos.

En su libreta estará, con el resaltado correspondiente, la falta de una solución a las quejas de los vecinos por los ruidos. También figurará, seguro, que no está en marcha ni se la espera la puesta en marcha de la Ciudad del Mayor, que nadie acabará el Palacio de Congresos llamado a revitalizar el Oeste de la ciudad ni siquiera se hará el soterramiento con integración urbanística prevista.

Pero me temo que el alcalde apuntó: “Vamos a ver a estos primero, que son de los nuestros. Vamos a rentabilizar una vez más la inversión en el ARU, que aunque sea la mitad que en Valladolid estos no se enteran. Vamos a hacernos una foto, que así se olvida que no tenemos proyecto. Venid varios conmigo que se parezca que somos un equipo…Y recordar y reiterar que aún quedan tres años de gobierno y que hasta el último no hay que hacer nada, que igual estos vecinos no se dan cuenta”