Archivo de la etiqueta: reprobación

Grupo Socialista durante el debate de la moción de reprobación al alcalde de Valladolid

154.344 millones de razones para reprobar al PP

El PSOE niega la reprobación del alcalde de Valladolid si antes no se rechaza la actuación de la Junta que, con sus presupuestos, ha perjudicado a León. Diez destaca que Silván ha votado en el reparto de 154.344 millones de euros de presupuestos que no han tratado bien a la provincia.

El pleno debatió la reprobación del alcalde de Valladolid

La oportunidad política nos trae a este pleno una moción que, sorprendente y hasta incongruentemente, pide la reprobación del alcalde de Valladolid por unas declaraciones que, sin duda, yo fui el primero en criticar. La sorpresa no viene tanto por la moción en sí, entendible a cuatro meses de las elecciones, sino por la exposición de motivos y por los firmantes de la misma.
No nos sorprende tanto que el señor López Sendino traiga esta moción aquí que, en definitiva, concuerda con su proyecto municipal que se basa en este tipo de actuaciones. Proyecto que contrasta con el apoyo, vía abstención, a unos presupuestos de la Junta que ustedes mismos critican y que, como luego explicaremos, consolidan el agravio a León y los leoneses.
Le recuerdo aquellas declaraciones de UPL de 2003 en las que el portavoz Javier Chamorro pedía la dimisión de Silván por subvencionar a Ryanair para volar desde Valladolid y vetar esa misma ayuda para León. Esos tiempos en los que ustedes criticaban que el consejero, leonés, presentara en plena campaña para las autonómicas de 2011 el puerto seco de Valladolid y lo hiciera en León. Cuando decían que solo por su presencia junto al “mayor enemigo de León”, León de la Riva, debería ser candidato por Valladolid.
¡Qué tiempos aquellos!.
Sorprende también que firme esta moción para pedir el cese interno en un partido quien el pasado sábado, en una entrevista, declaraba textualmente “Jamás me meteré en las decisiones de otros partidos”. Contradiciones o mentiras a las que ya nos tiene tan acostumbrados que se han convertido en su forma de política.
Porque crea estupefacción que sea Antonio Silván el que abogue por una crítica feroz al alcalde de Valladolid por pedir una centralización de inversiones en Valladolid que no es ni más que lo que él ha hecho, ejecutado si me permiten la expresión, durante doce años como consejero y durante dieciséis como procurador en esas Cortes que han dado el visto bueno a los presupuestos donde siempre se castigaba a León en favor de Valladolid.
Porque señor Sendino lo realmente importante, lo que ha demolido a León, su provincia y a los leoneses no son tanto las declaraciones si no las actuaciones, las decisiones e inversiones, en resumen, los hechos.
Y le voy a dar 154.344 millones de razones para que entienda mi intervención hoy.
La consejera de Economía de la Junta de Castilla y León, Pilar del Olmo, ahora candidata del PP a la alcaldía de Valladiolid, realizó el pasado año unas declaraciones en Burgos en las que señalaba que “hemos de trabajar porque Burgos siga siendo la capital industrial de Castilla y León”.
No eran unas declaraciones aisladas. No si las ponemos en el contexto. Un contexto que nos obliga a revisar declaraciones, pero sobre decisiones, e inversiones realizadas desde el año 1983.
La estrategia de desarrollo industrial ha estado, siempre, clarísima por parte de la Junta. Y uno de los redactores del programa industrial, del Plan Cylog, del proyecto logístico de esta comunidad está hoy ahí sentado, presidiendo este pleno, verdad Sr. Silván. El alcalde Antonio Silván era consejero de Fomento cuando se desarrollaron esos planes y responsable de la estrategia, esa estrategia que robaba a León el derecho por su ubicación geográfica a ser el centro logístico, desplazando por el articulo 33 el eje logístico del noroeste peninsular hacia el sur, vamos que tenía que pasar por Valladolid en lugar de por León, verdad Sr. Silván –y volvemos a la hemeroteca- “la Junta no ve necesario declarar León como centro logístico prioritario”, publicaba Diario de León en 2013.
Ya en 2004 el Consejo Económico y Social alertaba del desequilibrio que León sufría con Valladolid. Un órgano, como el CES, nada sospechoso de connivencia con las tesis victimistas de las que siempre nos acusan cuando nos ofrecemos datos. El informe del CES alertaba del fuerte desequilibrio territorial entre provincias, especialmente entre León, Zamora y Salamanca y el resto. Un desequilibrio que se ha agravado y que se explica en algunos de los datos que voy a desgranar en esta intervención.
Para determinar la estrategia institucional hay que retrotraerse más. En 1983 cuando se constituye esta comunidad no se llega a un acuerdo de capitalidad, porque el escollo principal era el papel que la región de León –reconocida en el Estatuto-, la historia de León o el leonés como lengua iban a tener. Se opta por el “silencio administrativo”, si me permiten la expresión.
La comunidad no tendrá capital oficial pero todo el engranaje administrativo del ejecutivo se instalará en Valladolid. El legislativo se va a Fuensaldaña, no muy lejos de la ciudad castellana y en esta se centraliza todo el ejecutivo. Y muchos de los órganos paralelos.
No se tienen en cuenta las quejas del resto de las provincias por el agravio que supone no solo centralización administrativa sino laboral y económica. En Valladolid se centralizan los trabajadores públicos, las compras y las reuniones. Millones de euros cada año que quedan allí.
Para León quedó la sede del Procurador del Común, coartada de la Junta, para argumentar su presunta descentralización. Una institución con 1,6 millones de presupuesto el pasado año, quizá una cantidad baja comparada con 31,2 millones de las Cortes o los 9 millones de euros de la Agencia de Protección Civil.
De nada han servido las quejas de los leoneses. Y no han servido de nada porque, desde entonces, el Gobierno y la decisión siempre ha estado en manos del PP.
Siempre, siempre, la decisión de las inversiones en esta comunidad, de las prioridades y de las estrategias han estado en manos del PP. Y aquí tenemos dos concejales que han sido procuradores y como tales ratificadores de esa estrategia. Siempre del PP, y en los últimos cuatro años, también del procurador de la UPL con el voto definitivo para aprobar las partidas y distribución de las cuentas de la comunidad.
Porque de nuevo Sr. Sendino a mí me gustaría como podría explicarnos a los leoneses la posición de su partido y de su procurador en esta institución.
Cómo ustedes se han dedicado estos últimos años a dar cobertura al partido que ha destrozado esta provincia, tal y como ustedes reconocen; cómo han podido ser muleta del PP a cambio de migajas, presupuestos no ejecutados siquiera, cuando me imagino que ustedes no comparten la estrategia presupuestaria ni de inversiones del PP de CyL… o igual sí.
Mire nos dicen una cosa y nos votan otra. Votan con el PP, Sr. Sendino. Permítame que le diga que algo no encaja.
Y vuelvo a lo que dije antes lo importante no son las declaraciones más o menos altisonantes en defensa de León y en contra de esta comunidad, que quedan muy bien para la galería, cuyo problema al menos para León no es ni ha sido otro que el PP.
Lo importante son los hechos y ahí ustedes cojean y bastante. Están apoyando al PP a cambio de nada, si de nada para León, porque no veo que nada cambie la estrategia del PP de centralizar en Valladoilid en detrimento del resto de provincias y en León que quiere que le cuente, verdad.
Y como sabemos con el PP gobernando siempre, se centralizó en Valladolid todo. Y cuando no fue posible unificar se dejó morir por inanición al resto. Así pasó con el parque tecnológico, arrinconado en favor de Boecillo; el aeropuerto de León –apartado de los más de 17 millones que la Junta inyectó a las compañías low cost para volar desde Villanubla y durante años de los vuelos del club de los 60-, o los puertos secos.

Les suena de algo, por ejemplo, dónde está la sede del centro coordinador de emergencias, el centro de hemodonación, de la Agencia de Protección Civil, de las unidades de referencia médicas, el centro coordinador de emergencias, la gestión de Juventud, la central de compras o, como destacaba hace solo un mes un medio, a los funcionarios. Pero es que en Valladolid se quedan las necropsias de animales o la Orquesta Sinfónica de Castilla y León y un largo etcétera.

En Valladolid se quedan, sin duda, la mayoría de los más de 4.500 millones de euros que, en cada ejercicio y cada año, no se provincializan dentro del presupuesto de gastos de la Junta. Lo restante de un reparto provincial que sí “prioriza” con todos los reparos a León, la provincia con más extensión y la segunda en población, con 15 millones de euros más que a Valladolid.
Sirvan estos ejemplos y muchos más que conocemos y sufrimos los leoneses para centrar el debate de una moción que, por supuesto, el PSOE no va a apoyar en los términos que ha sido presentada a este pleno.
Y aún admitiendo el error de las palabras del alcalde de Valladolid que, como todos sabrán, hemos sido los primeros en criticar y discrepar. Y aún compartiendo algunos argumentos que UPL aporta para destacar que León ha salido perjudicada en el reparto autonómico, hemos de recentrar el debate.

José Antonio Diez conversa con el portavoz de UPL antes del pleno

Duro e injusto castigo para el alcalde de Valladolid quien estaba defendiendo, con argumentos erróneos, políticos e ideológicos, como ya expliqué públicamente, su reclamación de inversiones para su ciudad.
Más reprobación que cualquier declaración merece la actuación, actuación constante del Partido Popular que ha ejecutado, desde 1983, distintas estrategias para el desarrollo de la “presunta capital de la comunidad”. Ejemplos hay miles y por eso sorprende que el portavoz de Unión del Pueblo Leonés no haya traído ninguno en la exposición de motivos de su moción, no haya traído a este pleno ninguna reprobación de esos responsables, algunos de los cuales he nombrado en el inicio de mi intervención. Como sorprende que no se presentara en este ni en otro pleno municipal, durante estos más de 30 años de castigo para León, una reprobación del PP al antecesor de Óscar Puente cuando, también como alcalde de Valladolid, pedía un trato diferenciado para Valladolid al presidente Herrera por ser la ciudad con más habitantes (26.9.2003) o cuando reclamó, en 2013 y vía moción en su pleno, a la Junta de Castilla y León que evite el despilfarro sin justificación posible de ayudar a los cuatro aeropuertos de la comunidad y centre todos sus esfuerzos en Villanubla”.

El PSOE va a votar en contra de esta moción por los argumentos que hemos expuesto salvo que en la exposición de motivos se incluyan como reprobadas estos políticos y otras declaraciones del mismo cariz que recogen las hemerotecas y fonotecas de todos los medios de comunicación.
Además de rechazar de plano que un pleno municipal sea el órgano para debatir sobre la estructura orgánica de un partido. Cuantas veces le he escuchado a usted Sr. Sendino, que en los partidos de los demás usted no se mete, pues aquí se ha metido hasta el cornejón y ha intentado que todos caigamos en el mismo error.

Yo, como militante socialista, puedo criticar a mi compañero, e incluso pedirle responsabilidades orgánicas. Pero no confundamos instituciones, no confundamos competencias. Me sorprende que lo haga usted señor Sendino a no ser que sea una petición de sus compañeros en este viaje para dar relevancia y cariz nacional a una cuestión meramente autonómica. Porque si León no está bien tratado es por la Junta y, evidentemente, por el PP que la gobierna.
Creo señor López Sendino que queriendo hacer usted una campaña se le ha ido de las manos y ha confundido términos, foros e, incluso, discurso con tal de encontrar aliados.
Reitero, para que no queden dudas, que rechazo tajantamente las palabras del alcalde de Valladolid, nacidas de unos argumentos técnicos y estadísticos incorrectos. Pero aún rechazo con más contundencia que no aprovechemos este debate para preguntarnos y responder con esos mismos argumentos técnicos, estadísticos, demográficos el porqué de la situación de León.
Y cuando busquemos responsables, culpables (si me permite), no podemos hacerlo en un alcalde que no ha decidido sobre uno solo de más de 154.344 millones de euros que ha gestionado la Junta desde el año 2003. Año en el que nuestro alcalde, y también procurador autonómico, entró en el Grupo Popular de las Cortes, ese que ha ratificado el reparto de cada euro.

Ahí tiene mis 154.344 millones de argumentos para, con justicia, no reprobar al alcalde Valladolid antes de que se repruebe a los responsables de esa centralización que ha hecho, como usted sí recoge en su moción, que la evolución laboral, demográfica y económica de Valladolid haya sido, no solo pero también, a costa de León.

 

El PSOE advierte de que Llamas se enfrenta a otra multa de hasta 10.000 euros por la segunda obra sin licencia

DSCF0974
• El Grupo Socialista demanda la reunión de la Comisión Especial y estudiar esta segunda infracción
• Dos meses y medio después de la última reunión, el PP no ha convocado nuevas sesiones
El Grupo Socialista advierte que el concejal Pedro Llamas se enfrenta a otra multa de hasta 10.000 euros por la segunda infracción urbanística en su restaurante de comida rápida ubicado en la avenida de Alcalde Miguel Castaño. El expediente, que lleva cuatro meses tramitándose en el servicio de Urbanismo, está pendiente para su posible legalización de una resolución de la comisión territorial de Patrimonio según han confirmado al Grupo Socialista los técnicos.
La documentación facilitada al Grupo Socialista a raíz de la solicitud de un informe sobre la tramitación de su expediente tras detectarse la segunda construcción ilegal destaca que aún no se ha legalizado la construcción realizada sin la pertinente declaración responsable en el pasado mes de abril. “El concejal del PP, como responsable de la construcción, volvió a realizar obras sin autorización y, cinco meses después, está aún pendiente de autorización. Este hecho demuestra su total desprecio a la normativa y al cumplimiento de la legislación vigente que, como hemos reiterado, le inhabilitan para continuar como concejal”, destaca el portavoz socialista José Antonio Diez.
Diez recordó que el concejal del PP está reprobado por el pleno municipal pero pese a esta reprobación sin votos en contra, “continua actuando con total impunidad y con el respaldo de un alcalde que sigue siendo cómplice por omisión de todas y cada una de las decisiones de su edil de Comercio y Fiestas”. “No es lógico que en este momento en que los políticos somos y debemos ser un modelo para la sociedad, cuando se reclama un cumplimiento estricto de todas las normativas y se pena cualquier vulneración, Pedro Llamas continúe en su cargo sumando infracciones, sanciones y actuaciones, cuanto menos, cuestionables tanto en su labor como concejal como en la de empresario”, agrega el portavoz socialista.
Los concejales del Grupo Socialista demandan la convocatoria de una nueva reunión de la Comisión Informativa especial constituida para estudiar la infracción urbanística del concejal en su restaurante, cuya última sesión se celebró el pasado 21 de julio. “Es precisa una nueva sesión de este órgano y entendemos que sería preciso que se analizaran los nuevos hechos dado que han dado pie a un nuevo expediente sancionador que, entendemos, no puede desligarse del primero. Estamos ante una situación de total impunidad que no puede repetirse por el daño que hace a la institución”, recalcan los ediles socialistas.

Pedro Llamas ha sido purgado, pero aún no lo sabe

corporación

Foto de Leonoticias del Equipo de Gobierno balance de primer año de mandato de Antonio Silván en León.

Miraba y remiraba la foto del Equipo de Gobierno, esa de orla de fin de curso de los alumnos concejales del PP a quien su tutor los puso un sobresaliente en el primer trimestre sin esperar siquiera a los exámenes y en la que algo no me cuadraba. Silván aparece flanqueado de su equipo para un autocomplaciente balance en el que deduce que León va bien y la creación de empleo y la recuperación ya para el año que viene, si eso. Hasta que me percaté. En la foto faltaba el concejal más celebre del mandato, el concejal que ha sido capaz, él solo, de poner de acuerdo al pleno y no obtuvo ni un voto que le refrendara –ni el suyo- y se opusiera a su reprobación. El concejal que admitió que inició una obra sin licencia porque era su práctica habitual.

Dicen que la historia nos ilustra con ejemplos que permiten arrojar luz y comprender e interpretar mejor la realidad que nos rodea. En la Unión Soviética se hizo tristemente célebre Stalin por su manera brutal de eliminar a los disidentes, que primeramente fueron fieles colaboradores. Su obsesión por borrar todo rastro de quienes dejaron de servir a su causa personal llegó hasta el extremo de proceder a borrarlos de las fotos.


El paralelismo, salvando todas las distancias, lo trazamos en el plano de la asunción de responsabilidades políticas. Recordemos que Llamas, siendo concejal, empezó una gran obra sin tener las licencias oportunas, el Ayuntamiento se la paralizó en consecuencia y ha sido sancionado administrativamente como infractor, y reprobado en sesión plenaria, es decir, ha perdido toda legitimidad para seguir siendo concejal. Como el hombre es el único animal que tropieza en la misma piedra, parece que la historia se ha repetido, ahora en forma de obra menor, pero esa es otra historia que está empezando a contarse y que tiempo habrá de valorarla.

Volviendo al tema que nos ocupa, incomprensiblemente, el alcalde Silván no cesó a Llamas una vez fue reprobado. Desoyó el mandato que le dio el órgano que lo puso en la alcaldía y que le otorgó la legitimidad para gobernar. Pero, meses después, está claro que ha rectificado y, por la vía de los hechos, lo ha hecho y de manera un tanto fría y cruel. Lo borró de la foto de camaradería de su grupo de concejales en un acto en el que precisamente pretendía poner en valor la gestión de su equipo. Todo un mensaje.

Silván, innovando, lo ha hecho al revés que Joseph Stalin. El totalitario dictador soviético purgaba a sus colaboradores, los desposeía de todas sus competencias y les condenaba, como poco, al ostracismo o al destierro. Luego, los borraba de la foto. Antonio Silván lo ha realizado inversamente: desapareció primero de la foto. Que se dé por cesado. Ya ha sido reprobado por el alcalde. Y de qué manera.

Diez: El PP solo abrió expediente a Llamas tras la denuncia del PSOE

  • El decreto califica los hechos ya de “leves” aunque matiza que pueden ser recalificado
  •  El portavoz del PP anunció la apertura y resolución “en una semana” el pasado mes de octubre
  • José Antonio Diez durante su intervención en en pleno de reprobación al concejal popular.

    José Antonio Diez durante su intervención en en pleno de reprobación al concejal popular.

    El texto alerta de que Pedro Llamas puede cerrar el expediente si admite la sanción y paga una multa de 1.000 a 10.000 euros

El Partido Popular no abrió el expediente sancionador al concejal Pedro Llamas hasta el pasado 19 de enero, dos días después de que el Grupo Municipal Socialista denunciara la paralización de este expediente con el objetivo de indultar al edil infractor y tres meses después de que se produjera la paralización de la obra iniciada ilegalmente sin licencia.
El pasado 17 de enero, el Grupo Socialista denunció que pese a que el portavoz del PP, Fernando Salguero, anunció el pasado mes de octubre la apertura del expediente que “estará resuelto en una semana” no fue hasta dos días después de esta fecha cuando desde la Concejalía de Urbanismo, delegada por el alcalde, se abrió el expediente sancionador.
El decreto establece en seis meses el tiempo fijado para resolver esta infracción que, paradójicamente, ya señala como leve en su exposición de hechos, la teoría que siempre ha mantenido el Partido Popular para exculpar a su concejal, reprobado por el pleno municipal.
“Hemos sostenido siempre que el PP ha actuado como cómplice del edil y que ha hecho todo lo posible para evitar que fuera sancionado. Restaron importancia a los hechos, defendieron la actuación del edil pese el flagrante incumplimiento legal y llevan meses retrasando la apertura del expediente”, destaca el portavoz socialista José Antonio Diez.
En el decreto se fija el nombre de la funcionaria instructora del mismo y se incluye un apartado destacando que el expediente puede finalizar por reconocimiento voluntario de la infracción y el pago de una sanción en un arco de entre 1.000 y 10.000 euros. La única responsabilidad, fijada de antemano, correspondería –según este decreto- a la promotora del establecimiento de pollo frito, el administrador único y concejal responsable de las áreas de Comercio, Consumo y Fiestas, el popular Pedro Llamas.
De momento, el Grupo Socialista continúa intentando aclarar toda la tramitación de la licencia que, no olvidemos, el concejal obtuvo para su obra el pasado mes de diciembre. En el seno de la Comisión Informativa especial constituida para este fin, el PSOE ha reclamado la declaración de varios técnicos municipales así como la entrega de la distinta documentación relativa e a este expediente y a otros tramitados paralelamente por el mismo servicio.
“El Ayuntamiento ha de aclarar, por el bien de la imagen de la institución y de los trabajadores de la misma, cualquier duda sobre la correcta tramitación de este expediente y de todas las licencias solicitadas. No se pueden mantener sombras de negligencia por una situación que, de momento, solo es achacable a la actuación del concejal infractor”, recalca Diez.